abc Radio


[Video] Revelan uso ‘sádico’ de pistola eléctrica en prisión de EU

  • Miércoles 20 de diciembre de 2017
  • en Mundo

COLUMBUS.- Una investigación de Reuters reveló el uso "sádico" y excesivo de la pistola Táser, un arma diseñada para incapacitar a una persona o animal mediante descargas eléctricas, entre el 2008 y el 2010 en la cárcel de Franklin en Ohio, Estados Unidosl.

El informe de Reuters incluye más de una docena de videos de reducción de presos con la Táser en el centro penitenciario del condado de Franklin y dos expertos en torturas de las Naciones Unidas han pedido que se abra una investigación criminal, una iniciativa que cuenta con el apoyo de dirigentes políticos del estado de Ohio.

Según el informe, del 2008 al 2010, un total de 22 agentes de la cárcel de Franklin usaron Tásers contra 80 reclusos, aunque ninguno apretó tantas veces el gatillo como Turner. Otro de los guardias de gatillo fácil, el sargento Andrew Eing, también fue ascendido a teniente del departamento de Asuntos Internos, una sección que se encarga de investigar la conducta indebida de los agentes.

¡Advertencia! Las imágenes pueden herir la sensibilidad del espectador


 

Los casos

El sargento Mychal Turner deja aturdido a un recluso enfermo mental tras utilizar varias veces su arma Táser, porque el preso se niega a permanecer en su celda de la cárcel.

En otro episodio, el mismo funcionario acciona el arma contra otro reo que se niega a quitarse una joya. En una tercera ocasión, Turner no duda en apretar el gatillo de la Táser hasta cinco veces sobre un detenido esposado que no quiere sentarse en un banco.

A pesar de que estos tres casos, entre otros sucedidos en la misma prisión, formaron parte de una demanda colectiva en la que se acusaba a los guardias de "sadismo" y de acciones anticonstitucionales, la investigación de la agencia de noticias ha comprobado que ni Turner ni ningún otro agente han sido castigados, según consta en los registros internos de la cárcel. Es más, Turner fue finalmente promovido y ascendido, y en la actualidad ocupa el cargo de jefe de una importante prisión.

Turner, que se ha negado a responder a las preguntas de Reuters, ha defendido siempre sus acciones, argumentando que si utilizó de esa manera el arma es porque en ese momento temió por su seguridad y para evitar peligrosos forcejeos con los reclusos. Los funcionarios de la cárcel también se negaron a hacer comentarios sobre lo sucedido.