abc Radio


Volcán Sierra Negra en Galápagos reduce actividad pero continúa en erupción

  • Miércoles 27 de junio de 2018
  • en Mundo

QUITO.- El
volcán Sierra Negra en Galápagos
continúa su proceso eruptivo por segundo día consecutivo, aunque se redujo su actividad sísmica, en medio de la alerta que obligó la evacuación de 50 personas, informó este miércoles el Instituto Geofísico de Ecuador.

"A pesar de la disminución de la actividad sísmica,
el volcán se encuentra todavía en una fase eruptiva
", indicó el Geofísico en su último reporte.

Declara SGR "Alerta naranja" por erupción del volcán Sierra Negra en Galápagos

La lava emanada desde el volcán, localizado en la isla Isabela, se dirige hacia el mar por el flanco norte.

"Hasta el momento no hay flujos de lava que se dirigen hacia zonas agrícolas o habitadas", precisó el Geofísico.

Isabela, la isla más grande del archipiélago y una de las más jóvenes junto a Fernandina,
tiene cinco volcanes activos,
entre ellos el Sierra Negra.

El impacto de la erupción sobre la biodiversidad es "mínimo", pues los flujos de lava "están yendo totalmente contrarios a los sitios donde hay poblaciones naturales de tortugas y de iguanas", dijo a la AFP Jorge Carrión, director del Parque Nacional Galápagos.

Los centros de reproducción y crianza de tortugas gigantes, que dan su nombre a las islas, también "están a salvo", agregó Carrión.

El volcán Sierra Negra, que se eleva a 1.124 metros sobre el nivel del mar, arrojó este miércoles una nube de gas y ceniza de aproximadamente 10,5 km de altura.
El coloso erupcionó apenas 10 días después de que lo hiciera el volcán La Cumbre de Fernandina.

Galápagos, a 1.000 km frente a la costa continental de Ecuador es Patrimonio Natural de la Humanidad. Las islas son parte de la reserva de la biósfera del planeta con uno de los ecosistemas más frágiles.

Con flora y fauna únicas en el mundo, Galápagos sirvió de laboratorio al naturalista inglés Charles Darwin para desarrollar la teoría sobre la evolución de las especies.

El archipiélago recibe su nombre de las tortugas gigantes que llegaron hace tres o cuatro millones de años a esa región volcánica en el Pacífico.