abc Radio


Recordando a Amy Winehouse a seis años de su muerte

  • Domingo 23 de julio de 2017
  • en Música

“No soy una artista nata. Soy una cantante nata, pero en realidad, soy muy tímida”, dijo Amy Winehouse en marzo del 2011 al diario británico The Telegraph. Ella no lo sabía, ni tampoco el periodista encargado, Neil McCormick, pero pocos meses después Winehouse estaría muerta.

El cuerpo de Amy Winehouse fue hallado el 23 de julio de 2011 en su hogar en Camden Town, zona ubicada al norte de la ciudad de Londres. Su vida se apagó de forma súbita, consecuencia de un envenenamiento con alcohol. Tan solo tenía 27 años de edad.

Los últimos años de vida de Winehouse estuvieron marcados por el exceso y los abusos de drogas y alcohol; la cantante apareció en público muchas veces bajo los efectos de las sustancias.

Además, la prensa británica la perseguía sin piedad y escarbaba en cada una de sus decisiones y en su batalla contra las adicciones y la bulimia.

Su estilo de vida frenético marcó su obra. La canción “Rehab”, tal vez su tema más popular, es un reflejo claro de ello. La canción narra los intentos de sus padres de someterla a tratamientos de rehabilitación. “Y yo dije no, no, no”, cantó Winehouse. En muchas entrevistas, contó que su dependencia del alcohol era un resultado de largas batallas contra la depresión.

amy2

Si bien la vida y carrera de Winehouse fueron truncadas por sus excesos y sus constantes recaídas, es innegable que su talento era único. Su música era una mezcla al dente de soul, blues y jazz. Su estilo estaba marcado por los grandes maestros de estos ritmos; su voz parecía sacada de otra época.

Sus dotes y capacidades fluían sin esfuerzo. Winehouse nunca recibió lecciones de canto más que durante la escuela primaria. Antes de dedicarse a la música trabajó brevemente como periodista de espectáculos.

Su álbum debut, Frank, publicado en el 2002, fue inspirado por una relación infructuosa con un reportero que conoció durante esos años.

Winehouse cosechó varios premios Grammy y, en su momento, fue la artista número uno de Gran Bretaña; sus discos se vendían por millones alrededor del planeta.

Back to black

El álbum Back to Black, segundo y último de Winehouse, lo destacaron en diferentes publicaciones como uno de los mejores de 2006 y 2007, entre ellas la revista Rolling Stone, que lo situó en el número 20 de la lista de los cien mejores discos de la primera década del Siglo XXI. Solo en el Reino Unido, Winehouse ha vendido más de tres millones de copias de Back to Black, lo que le convierte en el segundo disco más vendido de ese siglo, mientras que en 2013 había superado la cifra de 12 millones en todo el mundo.

Al éxito comercial le acompañó el de la crítica, pues la industria de la música la encumbró con numerosos y merecidos premios. Winehouse se alzó con el galardón a la mejor solista británica en los “Brit Awards” de 2007 y Back to Black fue finalista ese mismo año del prestigioso Premio Mercury, al que ya había optado con su primer trabajo “Frank” (2004).

1439909390-amy

Premio tras premio

En la gala de 2008, se convirtió en la primera cantante británica que lograba cinco premios Grammy.

La gran triunfadora de la 50 edición de los Grammy se llevó, entre otros, el premio a la Grabación del Año y Canción del Año -con “Rehab”- Artista Revelación y Álbum de Pop Vocal. A pesar de que no digirió bien la fama y el reconocimiento mundial, Winehouse quería hacer llegar su música al gran público, como ella misma reconoció al explicar su evolución desde el jazz al más popular soul: “estas canciones son más accesible que los temas de ‘Frank’, ya que el jazz es bastante elitista. He estado escuchando a bandas y grupos femeninos de los 60 y eso quedó reflejado al escribir Back to Black”, declaró la cantante en el 2006.

TOP 10

1.- Rehab

2.- Back to black

3.- You know I´m not good

4.- Tears dry on their own

5.- Love is a losing game

6.- Stronger than me

7.- Just friends

8.- Fuck me pumps

9.- In my bed

10.- Take the box