abc Radio


El reguetón y el sonido urbano hacen bailar al mundo hoy

  • Sábado 22 de julio de 2017
  • en Música

Por Adolfo López
Esta semana “Despacito” de Luis Fonsi y Daddy Yankee logró colocarse como la canción más reproducida en la historia de la música streaming. Con más de 2 mil 700 millones de visitas –cifra que aumenta diariamente–, se ubica como el tercer video más visto en YouTube.

En mayo el tema alcanzó el número uno en la lista de Billboard en Estados Unidos, y se convirtió en la primera canción en español en lograr esta posición después de “La Macarena”, hace 21 años. Pero, ¿de dónde surge el éxito de Despacito?

Daddy Yankee declaró a un medio español que él había sido el responsable de ponerle ritmo a esta canción con la frase “pasito a pasito…”, y no está del todo equivocado, pues su participación logra fusionar el pop con el reguetón.

El Big Boss es considerado como uno de los impulsores del reguetón desde que en 2004 presentó “Gasolina”, éxito que puso en la mira internacional los ritmos urbanos. En 2007 logró adentrarse al público anglosajón con  el remix de “Impacto”, donde colabora con Fergie,  de Black Eyed Peas.

El reguetón y los ritmos urbanos se abrieron paso no solo en Latinoamérica, sino también en Estados Unidos, lo que permitió que el sonido latino permee en el gusto del público anglosajón.

El caso más destacado es el de Pitbull, quien desde su éxito “I Know You Want Me” en 2009 se volvió un referente del talento latino y el artista clave de las colaboraciones. El músico alcanzó cifras importantes en duetos con Enrique Iglesias, Jennifer Lopez, Shakira, Christina Aguilera, Marc Anthony, Chris Brown, Usher y Kesha, entre otros.

En la misma época, otros artistas como Wisin & Yandel, Don Omar y Calle 13, fueron fundamentales para que el reguetón se posicionara a través de colaboraciones con estrellas del pop como David Bisbal, Alejandro Sanz, Nelly Furtado o Ricky Martin e incluso con iconos de la salsa como Gilberto Santa Rosa.

El boom de las colaboraciones con artistas urbanos sucedió con J Balvin, Maluma y Gente de Zona que han transformado simples canciones pop en éxitos bailables.

Para algunos el reguetón y los ritmos urbanos son expresiones de una música sin trascendencia, pero es el sonido que marca la pauta del presente.