abc Radio


Las bandas mexicanas que “rockumentan” su legado

  • Domingo 30 de julio de 2017
  • en Música

POR ADOLFO LÓPEZ

Molotov es una de las bandas icónicas del rock en español. Su música es sinónimo de protesta y rebeldía desde que lanzaron su primer álbum en 1997. Ahora la banda se prepara para celebrar su vigésimo aniversario con un concierto en el Palacio de los Deportes y un documental donde se muestra la historia de la agrupación.

La Maldita Molocha, como también es conocida, no es la única banda que ha optado por mostrar otro rostro de sí a través de estos auto-homenajes.

Los documentales sobre bandas de rock mexicanas se han vuelto una herramienta que permite a los fanáticos intimar con sus artistas para desentrañar los múltiples significados de aquellas líricas y ritmos que tanto los identifican.

De ahí que surja el “rockumental”, término acuñado para los largometrajes que intentan descifrar los enigmas del rock a través del cine documental y que ayudan a dar otra imagen de la banda dentro y fuera de los escenarios, aunque también sirven como testimonio para recordar figuras cuyo legado trascendió la muerte.

Uno de los casos más relevantes es el de Rockdrigo González, que ha recibido homenajes con distintos “rockumentales” que mitifican la imagen de este músico cuya leyenda nació después de su muerte en el terremoto de 1985. El largometraje No tuvo tiempo, la hurbanistoria de Rockdrigo es sinónimo de ello a través de los testimonios de sus seguidores, donde enaltecen su figura y rinden homenaje a sus canciones que dibujan el rostro popular de la Ciudad de México.

Por el contrario, también se encuentran historias que buscan humanizar la imagen de los rockstars. En Esclavo del rocanrol, Alex Lora muestra su lado humano con un día a día donde se observa también la cercanía del músico con sus seguidores.

Otros grupos que han utilizado el cine para crear una sátira de sí mismos, es Botellita de Jerez que realizó el falso documental Naco es chido, donde se burlaban de su imagen pero también celebraban el lanzamiento del disco que los dio a conocer en 1987.

Estos largometrajes también son un testigo que sigue y se adentra en los procesos artísticos de las bandas para mostrar un lado más íntimo. Tal es el caso de Café Tacvba con Seguir siendo, donde el espectador acompaña al grupo a través de un viaje audiovisual por la gira de su disco Sino.

Pero al final, los “rockumentales” son cintas que celebran el legado de un artista que cuenta en primera voz su historia como agrupación. Panoramas de Zoé es una cinta que narra y celebra el vigésimo aniversario de la banda, misma excusa que Molotov retoma con 20 años: Días de Peda y de Cruda para festejar su segunda década dentro de la escena del rock mexicano.