abc Radio


Pasajeros buscan mejor movilidad

La negativa reputación en materia de seguridad y calidad por parte del servicio de transporte concesionado en el Valle de México ha generado que empresas de transporte privado, tales como Jetty y Urbvan sean una opción más para que empleados puedan trasladarse a sus lugares de trabajo de forma segura.

 “La gente no se siente comprendida en sus problemas de movilidad y está hambrienta de más  opciones. Para nada  pretendemos que Jetty reemplace al transporte público tradicional. Eso sería un proyecto gigantesco que requeriría la intervención del Estado”, señaló Onésimo Flores, director de la empresa y maestro en políticas públicas.

Sin embargo, estas empresas no han sido bien recibidas por los grupos de transporte que recorren las calles y avenidas de la capital y parte del Valle de México.

Tal es el caso de Jetty, empresa que inició operaciones el pasado 15 de agosto en el Estado de México, pero que en su primer viaje irrumpieron su traslado y dañaron una de las vagonetas que brindan servicio a nueve personas.

Por ahora el servicio se encuentra suspendido, puesto que la empresa ha exigido al gobierno central implantar medidas de seguridad para sus choferes y unidades de transporte.

Hartazgo al transporte tradicional

Algunos viajeros han optado por pagar un servicio privado tal es el caso de Uber o Cabify; y en el caso del servicio de transporte colectivo, Jetty se escuchaba.

Algunos usuarios sospechan que los mismos choferes se encuentran en confabulación con los asaltantes de las rutas. Sobre todo en aquellas que conectan al Estado de México con la capital del país.

“Yo viajo todos los días desde Chalco sobre la carretera México-Puebla para ir a trabajar a la ciudad;  fácilmente nos asaltan una o dos veces a la semana. Creemos que los choferes están coludidos con los asaltantes, porque siempre suben en parejas o grupos de tres. Es bastante obvio. En ese momento ya sabemos lo que va a pasar”, menciona María Trinidad Chávez, empleada doméstica.

De acuerdo con la encuesta sobre transporte en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México 82% de los pasajeros considera que el servicio de transporte público es “inseguro”, y el 56% opina que el microbús/camión son los medios de traslado más peligrosos, seguido de las combis con 17%. Ambas opciones son consideradas por los encuestados como las más riesgosas.

“En ocasiones ya ni traemos qué darles y hasta se enojan. Hasta eso a ellos les gustan los celulares de gama alta porque si traes demasiado sencillo te lo avientan”, señala.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción Sobre Seguridad Pública (Envipe) 2016 el robo o asalto en calle o transporte público representó la primera causa delictiva en la capital del país.