abc Radio


Trump hace que pende de un hilo paz entre Palestina e Israel

WASHINGTON, EU. El presidente Donald Trump decidió postergar su decisión sobre el eventual traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, en medio de reacciones del mundo musulmán.

“El presidente ha sido claro: no es una cuestión de ‘si’, sino una cuestión de ‘cuándo’. Pero no será adoptada ninguna decisión y haremos un anuncio en los próximos días”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Hogan Gidley.

Fuentes no identificadas dijeron al diario Washington Post el sábado que una opción en análisis por la Casa Blanca era reconocer a Jerusalén como la capital israelí y dejar la transferencia de la embajada para más adelante.

“Gran catástrofe”, “escalada”, “violencia”… los aliados de los palestinos multiplicaban sus advertencias ante la posibilidad de que Trump adoptara la decisión de modificar el estatus de Jerusalén.

Los palestinos han estado presionando a líderes regionales para que se opongan a la decisión de Washington y el movimiento islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza, amenazó con una nueva “intifada”.

Tal decisión de la administración estadounidense abriría el camino a nuevos enfrentamientos, nuevas disputas, más inestabilidad en la región y acontecimientos imprevisibles.

Jordania advirtió a Estados Unidos sobre “las graves consecuencias” de un eventual reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, anunció el ministerio de Relaciones Exteriores jordano.

Por su lado, el líder de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, advirtió que si se decide emplazar la embajada estadounidense en Jerusalén, el hecho podría impulsar al fanatismo y a la violencia en la región.