abc Radio


El centenario se vende más fácil que un celular

  • Tania Aviles
  • Martes 20 de agosto de 2019
  • en Policía

Esta moneda conmemorativa es fácil de canjear en joyerías del Centro Histórico y siempre gana en costos

De la sucursal de la Casa de Moneda ubicada en Reforma 295 se llevaron el pasado 6 de agosto mil 500 centenarios y otras prendas, cuyo valor fue de 50 millones de pesos. ¿Cuál sería la ruta más fácil para deshacerse de los centenarios? Este diario se dio a la tarea de sondear en joyerías y casas de empeño para conocer cuál sería la manera de vender o empeñar un centenario en la Ciudad de México y el resultado es que es facilísimo.

En varias joyerías visitadas informaron que no piden factura, ni credencial de elector, incluso dan facilidades y seguridad al vendedor, ya que los compradores pueden hacer trasferencias o depósitos a cuentas bancarias.

Un centenario a la compra en estas tiendas va de 31 mil 200 pesos a los 33 mil. En la fundación Dondé, si se llevaba un centenario como prenda de empeño le daban 38 mil 920 pesos y si la adquirían pagaban 40 mil 170 pesos. Aquí si había requisito: mostrar sólo la credencial de elector.

En el recorrido realizado por varias joyerías de la calle de Palma en el Centro Histórico el diálogo con los empleados de mostrador fue el siguiente:

-Quiero vender un centenario, ¿qué necesito para que me lo compren?

-Nada. Sólo traer la prenda.

-¿No se requiere identificación o factura?

-No. Nos muestra la moneda, verificamos su autenticidad y se la pagamos al contado.

-¿Cuánto están dando por la moneda?

En ese momento la joven saca su celular y verifica. “El pago va a depender de la cotización del día, y si se la compramos hoy le pagamos 33 mil pesos, probablemente en otros lugares le ofrezcan más dinero pero tenga cuidado porque hay lugares donde les roban, una vez que les pagan en efectivo, les quitan el dinero en la calle. Aquí va a tener la seguridad de que no le van a robar”.

Cruzamos la calle hacia otro local donde ofrecían la compra de oro. En esta joyería el vendedor hizo lo posible por no dejar ir al cliente.

-Estamos pagando 31 mil 200 pesos, ¿trae la moneda, me deja verla?

-No la traigo, primero quiero ver si necesito documentos para venderla.

-No, sólo traiga el centenario, le doy mi tarjeta para que cuando la venda venga con nosotros.

-¿Pagan en efectivo?

-Tenemos diferentes formas de pago: en efectivo, una transferencia bancaria, depósito a la cuenta que usted me diga.

En esa misma calle está el Nacional Monte de Piedad, donde para recibir una prenda sólo se requiere que el usuario se registre y para ello le piden identificación del INE y si ésta no trae domicilio, se requiere también un comprobante de teléfono o luz. Con estos documentos se registra a los usuarios y se les da una tarjeta.

En los escaparates del Monte de Piedad para la venta de joyas de oro no había por el momento centenarios a la venta, sólo dos pulseras antiguas adornadas con un centenario. Los costos: 170 mil y 240 mil pesos.

Uno de los trabajadores del lugar dijo que después del robo a la Casa de Moneda, el centenario había subido de precio, ya que antes del 6 de agosto en esa zona de joyerías lo compraban en 29 mil pesos. La casa se mantiene cerrada hasta nuevo aviso.

Para el 6 de agosto, la moneda conmemorativa se cotizaba a la venta en 33 mil 168 pesos. Ayer estaba en 47 mil 759 pesos en Mercado Libre mientras que la cotización en Banorte es de 32 mil 750 a la compra y 38 mil 250 a la venta.

Entre coleccionistas el centenario es una moneda muy cotizable, ya que por ser de oro nunca pierde, siempre gana en el costo. Mide alrededor de 37 milímetros de diámetro y pesa 41.667 gramos: 37.5 son de oro puro y el resto de cobre.

Fue acuñada por la Casa de Moneda en 1921 como una pieza de 50 pesos que conmemoraba el primer centenario de nuestra independencia; para 1931 se suspendió la emisión. Debido a su fuerte demanda se volvió a emitir en 1943.