abc Radio


Alberto Anaya perpetúa control del Partido del Trabajo

El Congreso Nacional del Partido del Trabajo eligió a los integrantes de sus comisiones directivas, donde Alberto Anaya fue reelecto dentro de las comisiones Ejecutiva Nacional y la Comisión Coordinadora Nacional, por lo que guiará las decisiones estratégicas del partido.

El excandidato a la gubernatura del Estado de México, Óscar Yáñez, justificó que en los órganos de dirección permanezcan los mismos rostros: “valoramos la experiencia de los dirigentes; pero hay una buena cantidad de caras nuevas”.

El representante del PT ante el INE, Pedro Vázquez, explicó que Alberto Anaya no es el presidente del partido, pues esa figura no existe, sino que es líder moral de los petistas, y el Congreso Nacional lo designó para mantenerse otros seis años en las comisiones Ejecutiva Nacional y en la Coordinadora Nacional.

“Lo que se hizo fue renovar la Comisión Ejecutiva Nacional; la Comisión Coordinadora Nacional; Comisión Nacional de Asuntos Electoral; la Comisión de Procedimientos Internos; la Comisión de Vigilancia, Legalidad, Elecciones y Procedimientos Internos; la Comisión de Contraloría y Fiscalización, y la Comisión de Garantías, Conciliación, Justicia y Controversias. Nombramos órganos paritarios, con equidad de género, tenemos la misma cantidad de hombres y mujeres”, dijo el representante del PT ante el INE.

Estas comisiones sirven de órgano colegiado para dirigir al PT, instituto político que no tiene presidencia nacional, aunque Alberto Anaya es la voz más fuerte tanto a su interior como al exterior de la organización.

El Congreso Nacional sesionó en acato de una sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que le ordenó la renovación de sus órganos de dirección y que garantizara paridad de género.

El 8 de octubre, el Tribunal Electoral notificó al PT de la sentencia del juicio SUP-JDC-369/2017 que le ordenaba a renovar sus cargos de dirección nacional, a través de la reanudación de su 10 Congreso Nacional Ordinario, a más tardar el 22 de octubre, donde debía de garantizarse la paridad de género en la integración de los órganos de dirección.

En las últimas dos décadas, el Partido del Trabajo ha tomado relevancia en el escenario político nacional, sobre todo en sus alianzas con otros partidos de izquierda, con lo cual ha alcanzado nueve gubernaturas en coalición; la única vigente es la de Michoacán con Silvano Aureoles.

En el Congreso federal ha tenido representantes desde 1994, siendo su mejor año 2012, cuando alcanzó 15 peldaños en San Lázaro y cuatro en el Senado; actualmente tiene ocho senadores gracias a la desbandada del PRD.

Para el próximo año, el Partido del Trabajo dispondrá de 376 millones de pesos aproximadamente, solo para sus gastos de tipo ordinarios y para sus gastos concernientes a la campaña federal, donde iría en coalición con Morena.