abc Radio


En Puebla se acusan por patrimonios


PUEBLA, Pue.- Al iniciar la segunda semana de campañas locales, los candidatos a la gubernatura de Puebla han subido de tono y arreciado las descalificaciones entre ellos.

Miguel Barbosa, Martha Erika Alonso Hidalgo y Enrique Doger Guerrero, de las coaliciones Juntos Haremos Historia, Por Puebla al Frente y PRI, se han enfrascado en una serie de acusaciones por sus declaraciones patrimoniales presentadas ante el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

Por separado, el candidato priista y el equipo de campaña de la panista han acusado y exhibido la lujosa vida de su adversario del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), así como la compra que éste ha hecho de inmuebles que no podría pagar con su sueldo de senador de forma legal.

El partido de Andrés Manuel López Obrador ha respondido que los ataques que empezaron a registrarse desde el pasado domingo tienen la finalidad de salvar a Alonso Hidalgo (esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas) las elecciones del 1 de julio.

Los candidatos del PRI y de Morena también se han confrontado por su cercanía con el exmandatario estatal. Incluso el segundo de ellos acusó y reveló que Doger Guerrero tiene pactos con el morenovallismo al referir que a finales de abril- antes de iniciar las campañas- se reunió con Moreno Valle.

Ambos personajes se han tratado de desmarcar de dicho panista e incluso han señalado que la candidata de la coalición Por Puebla al Frente, integrada por el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano (MC), Compromiso por Puebla y Pacto Social de Integración (PSI) representa la reelección de su marido.

La panista al parecer pretende dar marchas atrás algunas acciones tomadas por su esposo, ya que en los primeros 10 días de campaña ha anunciado la creación de nuevas secretarías las cuales habían sido fusionadas en el sexenio anterior.