abc Radio


Hermana de García Luna pide a juez que descongele cuentas bancarias

Esperanza García Luna tiene cinco días como plazo para aclarar ante qué autoridades va dirigido el amparo contra el bloqueo de cuentas

Un juez federal dio cinco días como plazo a Esperanza García Luna, hermana del ex secretario de seguridad Pública, Genaro García Luna, quien se encuentra preso en Nueva York, para que aclare la demanda de amparo que presentó por el bloqueo de cuentas bancarias que llevó a cabo en su contra la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Esperanza García Luna, junto con Cristina Pereyra Gálvez, esposa de Genaro García Luna, están bajo investigación de las autoridades hacendarias y de la Fiscalía General de la República (FGR) a raíz de la detención del ex secretario en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa por su presunta relación con el cártel de Sinaloa y enfrentar cargos por conspiración, tráfico de cocaína y falsedad de declaraciones, motivo por el cual la UIF bloqueó 11 cuentas bancarias.

Ante esto, el pasado 2 de enero, Esperanza García tramitó ante el Juzgado Décimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, un amparo contra el bloqueo de sus cuentas bancarias, no obstante el juez le pidió aclarar ante qué autoridades va dirigido el amparo.

“Prevéngase a la parte quejosa para que dentro del plazo de cinco días, realice lo siguiente… se apercibe a la parte quejosa que de no cumplir con los requisitos anteriores en el plazo concedido para ello, se tendrá por no presentada la demanda de amparo. Téngase como domicilio el que señala y por autorizados a las personas que menciona en el escrito de mérito… se hace del conocimiento de las partes que en términos de la ley de transparencia y su reglamento”, señala el juez en su resolución.

De acuerdo al jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, se investigan transferencias irregulares de la Secretaría de Gobernación (Segob) por dos mil millones de pesos mediante triangulaciones en las que habría al menos una empresa relacionada con García Luna.

En la investigación de esas transferencias irregulares se ampara el congelamiento que hizo la UIF de 11 cuentas, entre las que destacan las de Cristina Pereyra Gálvez, esposa de García Luna; Esperanza García, su hermana; y GLAC Security Consulting, una de sus empresas.