abc Radio

La UNAM no puede alinearse con otros: Salazar Ugarte

  • Tania Aviles
  • Martes 15 de octubre de 2019
  • en Política

El aspirante a la Rectoría aclara que los recursos que se destinan a la máxima casa de estudios no son “ni un gasto ni un privilegio”

La UNAM es un actor estratégico para el país, es quizás la obra y el proyecto cultural y social más importante del México moderno, en esa medida tiene que ser salvaguardada en su autonomía y salvaguardada en su presupuesto, independientemente de cuál sea el gobierno y el partido político, es recordarle a quien esté tomando las decisiones públicas.

El doctor Pedro Salazar Ugarte, actual director del Instituto de Investigaciones Jurídica (IIJ) y candidato a la Rectoría de la UNAM, advierte que la actual generación está viviendo la transformación cultural, la transformación del conocimiento y de tecnología más importante en la historia de la humanidad. Es el reto y México debe estar a la atura y para ello las universidades son actores estratégicos.

Durante la entrevista con El Sol de México aclara que los recursos que se destinan a la UNAM no son “ni un gasto ni un privilegio”. Los recursos en educación, investigación y difusión de la cultura, son una inversión nacional. Como la autonomía tampoco es un privilegio, sino una responsabilidad, dice el catedrático en derecho y doctor en filosofía política.

El desafío, enfatiza, es estar a la altura de las transformaciones para garantizar al país y a los jóvenes el conocimiento que su época y momento histórico ofrece. “Y en ese sentido el futuro ya nos alcanzó, por eso quiero ser Rector desde este año, para responder en lo inmediato a los grandes cambios del saber global”.

En ese sentido, señala que las universidades tienen la obligación de atender ese legítimo reclamo, “no haciendo onerosa la experiencia universitaria, porque si lo hacemos nos equivocamos. La gratuidad es parte consustancial de la garantía al derecho humano de la educación”.

Salazar garantiza que de llegar a la Rectoría de la mejor universidad de América Latina y posesionada en el ranking mundial, la educación y la investigación será de excelencia, optimizar el uso de recursos, capacidades de crecimiento y en mediano y largo plazo expandir el conocimiento, además de nuevas tecnologías, innovación y alianza estratégica con todas las universidades en el país.

¿La UNAM ante la 4T?

La UNAM siempre ha tenido y tendrá una interacción con todas las instituciones del Estado y con todos los actores sociales y económicos. La universidad es una institución centenaria que a lo largo del tiempo ha aprendido a tener una vinculación respetuosa y constructiva con las distintas administraciones, no solo del Gobierno federal, también con el Congreso de la Unión, con la Suprema Corte de Justicia de la Nación y con los gobiernos estatales.

La relación de la UNAM con las instituciones públicas, sociales y privadas, debe ser una relación que parta desde la autonomía universitaria y con agenda propia, orientada a la docencia, investigación, transmisión de saber y difusión de la cultura con sus prioridades y estrategias. Los gobiernos tienen sus propias agendas, el gobierno actual lo enmarca en la 4T, el anterior lo hizo en el Pacto por México y el anterior en una estrategia de seguridad.

Lo importante que la UNAM mantenga firme su propio horizonte, su destino, su propio timón, porque de eso depende la autonomía. Y su agenda no puede estar condicionada ni orientada por la agenda de otros actores.

¿El papel de la UNAM y el neoliberalismo del Presidente Andrés Manuel López Obrador?

La diversidad de puntos de vista, la contradicción de ideas, la deliberación constante, es la riqueza de la UNAM y en ese sentido en la UNAM debe haber de todo. Quien piense que un modelo económico es mejor que otro, que un modelo político es mejor que otro, que un partido político es mejor que otro o una política pública; de esa riqueza y ese intercambio de ideas es de lo que se genera el conocimiento.

La UNAM no puede alinearse ni con una ideología económica ni con otra, porque la universidad debe ser esa casa del pensamiento en la que quepan toda las ideologías y en la que convivan y coexistas todas las ideas y en donde se debaten todos los temas, sin exclusión, porque de eso depende la universalidad de la UNAM.

Por el contrario, las políticas públicas gubernamentales en materia económica y la tendencia de agendas económicas de los gobiernos, si pueden tener un impacto en la universidad.

Foto: Daniel Hidalgo

¿La UNAM, las universidades en general, pueden vivir en la austeridad?

La universidad debe ser transparente, rendir cuentas, destinar sus recursos de manera óptima para cumplir con sus fines, contar con los recursos necesarios para cumplir la misión social, no verlos como un gasto, sino como inversión. La obligación y prioridad es usarlos de manera eficiente.

Si por austeridad entendemos el destino, el uso de los recursos de manera óptima para cumplir con la misión que la Constitución establece, que la sociedad espera de las universidades, por supuesto que la UNAM en ese sentido, debe y puede operar con austeridad. Lo que no podemos, porque no es posible, que las instituciones académicas no cuenten con los recursos suficientes para operar bien.

El conocimiento requiere recursos para generarse, pero una vez generado y bien invertido, retribuye la inversión

¿Las universidades son híbrido entre lo viejo y lo nuevo?

Yo quiero ser rector de la UNAM, desde ahora porque estoy consciente de la dimensión del salto y del cambio tecnológico en el conocimiento a nivel global. Este es un momento crucial en la historia del pensamiento humano, estamos viviendo una nueva revolución en el saber. Las universidades tienen que aprovechar lo construido en el tiempo para asimilar y difundir esos nuevos saberes.

¿Cuál es el papel estratégico de la UNAM en el futuro de México?

El papel estratégico de la UNAM es y debe seguir siendo la consciencia crítica de la sociedad, esa es su misión y debe seguir siendo el factor y actor que le cambia la vida a sus estudiantes y en ese sentido debe ser un actor de movilidad social, porque la UNAM debe brindar las oportunidades a las y a los jóvenes, para que desde su presente puedan tener un futuro honorable y profesionalmente hablando.

El papel estratégico de la UNAM es un papel de catalizador social, del conocimiento y de la vida social; la votación de la universidad desde el conocimiento es una vocación social, sobre todo la universidad pública, gratuita y laica’’.

CUOTAS UNIVERSITARIAS

Cuando se le preguntó por las cuotas universitarias, refrendó que la UNAM es y debe seguir siendo gratuita, porque es una universidad con vocación social, en un país que ya es profundamente desigual. Tiene que ser compensatoria de la desigualdad y en esa medida debe ser un factor igualador. Hay millones de jóvenes desventajados, que a través del conocimiento y del saber podrían superar esa desventaja.

¿La inseguridad en los campus universitarios?

No creo que sea por efecto de gestión de la actual Rectoría de acontecimientos desafortunados, una buena parte es descomposición nacional en materia de seguridad. Propongo: realizar un diagnóstico con diversidad de problemas; capacitación permanente del personal encargado de seguridad; alianza estratégica con las comunidades aledañas con un cinturón social de seguridad; y generar cultura universitaria adversa a la violencia.

Se pronunció por erradicar la violencia de género y de respeto a la diversidad sexual. Y en drogas enfocar los esfuerzos para generar conciencia de responsabilidad y no criminalizar a los consumidores, ya que el problema se debe enfrentar desde una política pública integral, pues es tema que atañe a todos.