abc Radio


Luego de cinco años, INE multa a partidos políticos por elecciones de 2012

  • Martes 5 de septiembre de 2017
  • en Política

Luego de cinco años, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral realizó multas por 193.9 millones de pesos a los partidos que conformaron las Coaliciones Compromiso por México y Movimiento Progresista, alianzas que compitieron en las elecciones de 2012; sin embargo, se acordó que dichas sanciones económicas serán cobradas después de los comicios del 1 de julio de 2018.

Aunque ya pasaron cinco años de las elecciones de 2012, el tema regresó al INE luego de que los partidos sancionados ganaran apelaciones en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que se volvieran a revisar estas multas que en su momento interpuso el antiguo Instituto Federal Electoral.

El proyecto aprobado señala que al Partido Revolucionario Institucional se le impone una multa de 78.9 millones de pesos, mientras que al Partido Verde la sanción será de 19.5 millones. Ambos partidos conformaron la coalición Compromiso por México que llevó a Enrique Peña Nieto a la presidencia, y son multados porque al momento de prorratear los gastos de campaña, lo hicieron de manera indebida al incluir a candidatos que no iban en la alianza.

En el caso de esta coalición, la multa total es de 98.4 millones de pesos, lo que significa

Por su parte, al Partido de la Revolución Democrática se le puso una multa de 47.7 millones de pesos, al Partido del Trabajo su sanción económica ascendió a 24.8 millones de pesos y para Movimiento Ciudadano fueron 22.9 millones de pesos. Estos institutos políticos se sumaron en 2012 para crear la coalición Movimiento Progresista cuyo candidato fue Andrés Manuel López Obrador, y los castigos económicos se deben por rebase en los topes de campaña de hace cinco años.

Pese a que se confirmaron las multas, éstas serán aplicadas hasta después del 1 de julio (cuando sea la próxima elección presidencial) debido a que en el Proyecto se consideró que cobrarlas antes perjudicaría a los partidos en el proceso electoral 2018, rompiendo el principio de equidad.