abc Radio


AMLO genera controversia tras vuelo privado de Mexicali a Nogales en avioneta

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), tomó un vuelo privado para trasladarse de Mexicali a Nogales, Sonora, luego de terminar un evento en San Luis Río Colorado.

En la pasada Asamblea de la American Chamber, el tres veces aspirante a la presidencia de la República dijo que él no haría uso del avión presidencial y tomaría vuelos comerciales aunque no llegara a eventos importantes como reuniones internacionales, después de que la periodista Adriana Pérez Cañedo le planteara esta problemática.

En un video que el presidenciable subió a sus redes sociales se le observa en compañía de Marcelo Ebrard, coordinador de la segunda circunscripción de su campaña, y Alfonso Durazo, candidato al Senado por la entidad de Sonora.

“Nada más para que vean, este avión no lo tiene ni Donald Trump, pero no lo vamos a vender porque no es de nosotros”, dice en el video mientras se ríe.

Además, señaló que de ganar la elección el 1 de julio, “el otro (avión presidencial) sí se va a vender”.

“El que costó 7 mil 500 millones de pesos, no me voy a subir a ese avión”, añadió.

Cabe mencionar que esta avioneta que tomó AMLO es un taxi aéreo con un costo de aproximadamente 10 mil pesos para cubrir un mitin en Nogales.

undefined

En repetidas ocasiones, López Obrador ha planteado la posibilidad de vender el avión o "ya se lo mandé a regalar a Donald Trump", porque dice que no va a humillar ni a traicionar al pueblo de México utilizando el presupuesto público para viajar en transporte privado.

La venta del avión presidencial, así como el rechazo a cualquier medio de transporte privado, es parte de la política de austeridad que impulsará si gana las elecciones de 2018, la cual incluye convertir la residencia oficial de Los Pinos en un centro cultural.

Entre otros de los privilegios que le serían cancelados al Presidente está la eliminación de las pensiones presidenciales de hasta cinco millones de pesos; poner el Estado Mayor al servicio de la Secretaría de la Defensa Nacional y convertir los 118 helicópteros del Ejecutivo en ambulancias aéreas.