abc Radio


PRD busca solución política a su crisis

El comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (CEN-PRD) continúa este lunes con la ruta de análisis para encontrar la salvación que pueda ayudarles a recuperarse tras la derrota electoral del pasado 1 de julio.

Y aunque el secretariado electoral de este partido cuenta con un diagnóstico multifactorial en el que se indican puntualmente diversas causas como: un error al haberse unido electoralmente con Acción Nacional; la selección de candidato presidencial que encabezó la coalición PAN-PRD- MC no fue la idónea.

Dolores Padierna plantea recorte salarial a 687 funcionarios de San Lázaro

La fuerza de Morena superó a todos los partidos políticos, además de que sus gobiernos locales tuvieron un mal desempeño, siendo reprobados por la sociedad, entre otros, el CEN perredista busca como, lo ha dicho su líder Manuel Granados “no hacer una cacería de brujas” y escuchar a todos los actores políticos del partido para salir en unidad.

Por lo anterior, durante la reunión de este lunes del CEN perredista, el partido del Sol Azteca busca una solución política para resolver su crisis, en la que se incluya a todos los miembros del partido, desde sus bases hasta gobernadores y dirigencia, a fin de resolver la ruta de reconstrucción.

Además plantean dos propuestas par la transformación del partido:

  • Una, con la transformación audaz del PRD que sea auténtica, que se atreva incluso a cambiar de forma (colores, logos, nombres) y de fondo con nuevos métodos de decisión y relación con la sociedad
  • La segunda, donde quienes sostienen que un cambio cosmético no genera una nueva relación ni confianza sociales, y que además de las necesarias reformas internas, se deben romper los esquemas de decisión e iniciar no solo a la militancia, también a sectores simpatizantes y coincidentes con

    nuestra agenda.


Aunado a esto, el CEN-PRD analiza también la renovación de los órganos internos del partido, en medio de una crisis económica, derivada de los rebases de topes de campaña que dejó Andrés Manuel López Obrador tras los comicios de 2012.