abc Radio


Proponen retirar recursos a partidos en años sin elecciones

  • Jueves 14 de septiembre de 2017
  • en Política

Ante el pleno de la LXII Legislatura se presentó la iniciativa plantea eliminar el financiamiento público ordinario para los partidos políticos en los años en que no se celebren elecciones, a fin de que los mismos solamente realicen sus actividades cotidianas con las cuotas de sus miembros o los diversos tipos de financiamiento privado permitido por la ley, con todos los controles correspondientes.

La Ley de Supresión de Prerrogativas en Años no Electorales va más allá de la ley aprobada en Jalisco denominada “Sin Voto no hay Dinero”, al establecer que los partidos políticos deben recibir recursos públicos exclusivamente en los años electorales, pues es nuestra convicción que un partido que no tiene la capacidad de sostenerse con las aportaciones de sus miembros para mantener un esquema operativo funcional, es un partido que no ha conquistado su derecho a existir.

Señala que el fundamento de la postura a favor de financiar las campañas electorales se basa en la necesidad de neutralizar la posibilidad de que los candidatos generen lazos de dependencia con intereses privados a cambio de futuros y legítimos favores, precaución que cobra plena vigencia en un momento de la vida del país en el cual el crimen organizado muestra un interés creciente en involucrarse en la política electoral.

La iniciativa fue presentada por el diputado José Luis Medina Lizalde, quien señaló que según datos del Instituto Nacional Electoral, en las elecciones para diputados en el año 2012, existió una participación del 62.44 por ciento, equivalente a 48 millones 420 mil 665 votos, en el año 2015, se obtuvo un total de 39 millones 415 mil 330 personas que sufragaron, existiendo una disminución de nueve millones 5 mil 335 ciudadanos que no salieron a emitir su voto, datos con los que se puede concluir que la transformación institucional no es suficiente, los cambios en el marco legal e institucional deben de ir acompañados de acciones sistemáticas que aseguren el abatimiento de la corrupción.

México ocupa el lugar 95 de 123 en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional; en América Latina, se encuentra en el sexto lugar entre los países con mayor percepción de la corrupción.

Entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es el país con la peor reputación en cuanto a corrupción.

Según estudios realizados por Transparencia Internacional y el Barómetro Global de la Corrupción (2013), el 90 por ciento de los mexicanos considera que la corrupción representa un problema y el 80 por ciento cree que se ha vuelto un problema serio.