abc Radio


Advertencias de AMLO sobre violencia por “fraude” no ayudan a la democracia: Meade

Guadalajara, Jal. (OEM-Informex).- Nadie debe poner en juego la credibilidad de las instituciones electorales en país ni advertir de probable actos de violencia ante la suposición adelantada de un “fraude” electoral, al contrario se deben de reforzar dichas instituciones señaló en Jalisco José Antonio Meade Kuribreña.

Las amenazas de violencia, de descalificación de facto de las instituciones electorales no abona en nada a la vida democrática del país aseguró el candidato a la presidencia de la Coalición Todos Por Mexico que integran el PRI, PVEM y Nueva Alianza, José Antonio Meade Kuribreña, como respuesta a la advertencia de Andrés Manuel López de que ante un probable fraude el no se hace responsable de la reacción ciudadana.

“Desde que empezó la precampaña lo hemos venido convocando y señalado que el modelo de comunicación política tiene que ajustarse para que podamos frente a los ciudadanos plantear, platicar y analizar y que puedan ellos contrastarnos en cómo somos, cómo pensamos y qué proponemos” esto tras el fallo que dio el Tribunal Electoral para que intercampañas puedan realizarse debates.

En ese sentido dijo que desde su punto de vista lo que se tiene que hacer es cuidar las instituciones y una “amenaza en este contexto de violencia o una amenaza de descalificación no abona a la construcción del clima democrático que con tanto esfuerzo y trabajo ha logrado construir el país”. Sobre las quejas del candidato De la coalición Al Frente Por Mexico de que se utiliza a las instituciones de justicia para atacar a contrincantes del PRI, señaló que lo único que desprestigia o prestigia a un candidato son sus acciones personales.

“Las instituciones ni prestigian, ni desprestigian frente a ellas se rinden cuentas y si uno tiene una vida respecto a la cual nada tiene que esconder esa es una vida que prestigia pero si uno tiene una vida en donde no puede explicar o no responde a lo que ha venido haciendo su patrimonio eso es lo que implica el desprestigio, las instituciones en México no son quienes desprestigian ni quienes prestigian son nuestros actos los que hablan por nosotros”.