abc Radio


En su 50 cumpleaños el rey de Holanda recuerda a su hermano fallecido

  • Jueves 27 de abril de 2017
  • en Realeza

El rey Guillermo Alejandro de Holanda, que celebra hoy su 50
cumpleaños en la ciudad de Tilburg acompañado por la reina
Máxima y sus tres hijas, recordó con emoción en una entrevista
televisiva a su hermano Johan Friso, que murió en 2013 tras un
accidente de esquí.

En una entrevista concedida a la televisión holandesa NPO 1, en
la víspera del Día del Rey que se festeja hoy en el país, el
monarca rememoró lo que sintió durante el año y medio que su
hermano pasó en coma tras el accidente.

Guillermo Alejandro aseguró que tanto él como su madre,
Beatriz de Holanda, que abdicó como reina precisamente en 2013,
tuvieron esperanzas de que Johan Friso manifestara alguna señal de
mejoría o respondiera a los tratamientos.

El rey contó que él iba a menudo a visitarlo a Londres, donde
estaba siendo tratado y que su madre acudía casi cada fin de
semana.

“Siempre tuvimos esperanza de que se curara”, dijo el
monarca, quien recordó que hubo señales que les hicieron creer
que podría despertarse, pero los médicos les dijeron que se las
tomaran “como un regalo, pero no como una esperanza”. La
entrevista repasó la vida del monarca, desde su niñez hasta su
ascenso al trono, pasando por su etapa como estudiante y su
servicio militar en la Marina, época que, según dijo, fue crucial
para su formación porque le dio “estructura y disciplina” a su
vida.

Guillermo Alejandro también habló de su familia y dijo de
Máxima que “es una mujer muy especial, crítica pero también
atenta”, y que “fue muy afortunado” al tener la ocasión de
conocerla hace 18 años.

Sobre sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane, dijo que sus
guardaespaldas no le cuentan lo que hacen ellas a lo largo del día
a pesar de que las vigilan las 24 horas.

“Es por la seguridad de mis hijas, no para que nosotros
sepamos lo que hacen, sea bueno o malo”, aclaró.

Añadió que las tres niñas utilizan teléfonos móviles que
obtuvieron cuando cada una de ellas cumplió 10 años, y señaló
que se trata de terminales que antes pertenecieron a sus
padres.

El encuentro con el rey no trató temas incómodos para la
monarquía, como las críticas hechas por algunos parlamentarios
debido al alto sueldo que recibirá su primogénita, la princesa
Amalia.

Está previsto que Amalia cobre 1.5 millones de euros anuales
cuando cumpla 18 años, de los cuales 263 mil serán íntegros para
ella y el resto para necesidades derivadas de su labor como
sucesora al trono.

Como es tradición en el Día del Rey, Guillermo Alejandro y su
familia darán un paseo por Tilburg, ciudad escogida este año para
la celebración y donde se espera que acudan miles de personas para
acompañarles.

Las conmemoraciones por su 50 cumpleaños continuarán mañana
con un banquete en el Palacio Real de Ámsterdam, al cual el
monarca ha invitado a 150 ciudadanos que cumplen años el mismo
día que él.