abc Radio


A punto de iniciar una “guerra” entre hijos y hermano de El Chapo por control del cártel de Sinaloa

El Mayo Zambada mantiene aún el control del narco en la entidad, pero no logra detener el coraje entre El Guano y Los Menores

El Sol de Sinaloa

Culiacán, Sinaloa.- La disputa por el control del paso de la droga y su venta en las calles de Sinaloa continúa creciendo. Y la señal enviada desde la prisión por El Chapo Guzmán, en voz de sus abogados, pone más tensa la zona: “El verdadero jefe es Ismael El Mayo Zambada”, su fiel compadre.

Tras ese anuncio y la acusación directa, en el estado de Sinaloa está a punto de iniciar una guerra en el cártel debido a la rivalidad entre Aureliano Guzmán Loera, El Guano, hermano de Joaquín Guzmán, y los hijos del Chapo por el control de la región centro y norte de Sinaloa. Aureliano Guzmán siempre ha vivido a la sombra de su famoso hermano y ahora reclama su lugar, temen autoridades.

Fuentes oficiales de seguridad del gobierno de Sinaloa aseguran que El Mayo mantiene aún el control del narco en la entidad, pero no logra detener el coraje entre El Guano y Los Menores, estos últimos, hijos de Joaquín Guzmán, conocidos así en el argot policial.

El Guano salió del anonimato una vez que las autoridades federales lo señalaron de ser el principal operador en el robo de gasolina en la zona de Salvador Alvarado, mejor conocido como Guamúchil. Sus operadores eran mercenarios del más alto nivel delincuencial en la zona y del municipio de Angostura. Se trata de extrabajadores de El Chapo.

Ahí inició la gresca con los hijos de Joaquín Guzmán. A pesar que del robo de gasolina se obtenía mejores beneficios económicos que del tráfico de estupefacientes, las ganancias eran millonarias sin invertir, ni arriesgar nada.

No obstante, el veterano El Mayo Zambada ha intentado detener el pleito entre esos herederos, con ayuda de Rafael Caro Quintero, pero no han logrado obtener tregua familiar.

Ismael El Mayo Zambada actualmente se encuentra enfermo y aseguran fuentes estatales que ya no interfiere con la familia Guzmán Loera.

El Guano es poco conocido por las autoridades de México y Estados Unidos. Ni siquiera un perfil completo de su vida se encuentra en sus archivos. Se sabe que es tres años mayor que El Chapo Guzmán y que ahora pretende tener el control total del cártel de Sinaloa y pasar sobre Los Menores que esperen su turno. Ese es el principal enojo.

Aureliano quiere tener un nombre al interior de la añeja organización, más allá de pasar a la historia por una noche de octubre de 2016 cuando ordenó atacar un convoy militar en un concurrido crucero de Culiacán, para liberar al peligroso Julio Oscar Ortiz Vega, mejor conocido como El Kevin, uno de sus principales colaboradores. Cinco militares muertos y 10 uniformados heridos fue el saldo que desató su férrea cacería.

Ante una corte de Estados Unidos, la defensa de Joaquín Guzmán Loera señaló que su cliente es un narco de segunda y que el verdadero dueño del imperio es el fugitivo Ismael El Mayo Zambada.

La sorpresiva acusación ocurrió durante la primera comparecencia ante el juez de Nueva York, donde se designaron los primeros ciudadanos que participan como miembros del jurado.

En voz del abogado Jeffrey Lichtman, se acusa a Zambada de ser el principal operador de drogas hacia Estados Unidos y que El Chapo era solamente un “empleado” más.

El Chapo tiene 61 años de edad y es señalado de introducir a Estados Unidos alrededor de 150 toneladas de cocaína. Es acusado de ser líder del cártel de Sinaloa y ordenar miles de asesinatos generadores de violencia.