abc Radio


Acreditan a edil amenazada de muerte en Oaxaca

Irma Aguilar Raymundo, indígena mixteca de 45 años de edad se
acreditó como presidenta municipal de San Pedro Atoyac,
Jamiltepec, Oaxaca, pese amenazas, hostigamiento y discriminación
que ha enfrentado desde la campaña, quien es militante del
PRD.

Irma es hablante de la lengua mixteca, líder comunitaria, fue
responsable de la cocina comunitaria en San Pedro Atoyac.

En el proceso electoral 2016 la asamblea de militantes y
simpatizantes de su partido en el municipio, la nombraron como
regidora de educación para integrar la planilla del PRD, al no
cumplir con la paridad horizontal requerida para el registro de las
planillas, su partido la registró ante el Instituto Estatal
Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) -sin su
consentimiento- como primer concejal, con la idea de cumplir con la
cuota de género y una vez pasadas las elecciones la obligaran a
dejar el cargo.

Lee también: 

Siguen protestas en Oaxaca por cuestiones educativas

Irma vivió distintas formas de hostigamiento por parte de la
persona que iba en el número dos de la planilla, quien en
repetidas ocasiones le decía que ella iba sólo “de relleno”
pero que si ganaban tendría que renunciar para que él subiera al
cargo de presidente municipal.

A pesar de ello, Irma realizó su campaña acompañada de su
familia y de gente del partido. El día de la jornada electoral su
planilla resultó ganadora y a partir de esa fecha ha estado
viviendo me manera permanente, hostigamiento y amenazas de muerte.
Asimismo, le ocultan información para obligarla a renunciar al
cargo de presidenta municipal con el argumento de que existía un
acuerdo político previo, por el cual ella tiene que renunciar a su
cargo para dárselo al síndico, quien está en el segundo lugar de
la planilla.

El primero de enero de 2017, Irma Aguilar Raymundo tomó
posesión del cargo. Durante la toma de posesión fue agredida
física y verbalmente por familiares del síndico municipal. En la
segunda sesión de cabildo fue obligada a firmar los nombramientos
de personal administrativo y de apoyo, sin que ella pudiera
proponer a su equipo de trabajo (entre dichos nombramientos se
encuentra la esposa del síndico y su primo).

Irma Aguilar finalmente se acreditó en la Secretaría de
Gobierno del Estado de Oaxaca como presidenta municipal. Luego de
su acreditación la presidenta continúa siendo objeto de
agresiones y presiones para abandonar el cargo, además de la
visión con argumentos machistas ejemplo: “cómo se van a dejar
mandar por una mujer” o que una mujer “no sabe gobernar”,
también se enfrentan a los intereses económicos de empresarios
que buscan continuar sus negocios en el municipio y que con la
presencia de Irma Aguilar en la presidencia ven mermados sus planes
económicos.

Entérate: 

Clausuran simbólicamente gasolinera en Oaxaca

Ante el incremento de agresiones y violencia política contra la
presidenta municipal la Comisión Nacional de los Derechos Humanos
(CNDH), emitió medidas cautelares para garantizar la seguridad de
Irma Aguilar, quien ha presentado también su denuncia ante la
Fiscalía Especializada para Delitos Electorales (FEPADE), la cual
solicitó también medidas de protección para salvaguardar la vida
e integridad física de la presidenta y la estabilidad de la
comunidad.

El pasado martes 10 de enero el Comité Ejecutivo Nacional
(CEN), del PRD manifestó su respaldo a la presidenta municipal y
anunció que se iniciarán las investigaciones y acciones
necesarias para que Irma Aguilar Raymundo ejerza su derecho a la
participación política y las personas de su partido que agreden a
la presidenta, sean sancionadas.

Ante la condición de integrantes del cabildo que pretender
“obligar” a la presidenta a demostrar “si puede o no
gobernar” durante los primeros tres meses, Irma Aguilar Raymundo
ha sostenido reuniones con dependencias federales que apoyan y
estarán atentas de que la presidenta pueda desempeñarse en el
cargo y que la violencia política en su contra cese contra ella y
contra otras mujeres oaxaqueñas