abc Radio

Agoniza laguna de Tres Palos

  • Tania Aviles
  • Lunes 1 de julio de 2019
  • en República

La laguna de Tres Palos está a punto de convertirse en una gran fosa séptica por los miles de litros de aguas negras que recibe diariamente de los nuevos desarrollos de vivienda, condominios, cementeras y las que arrastra el río de la Sabana, que pone en peligro la subsistencia de 40 mil familias que viven de la pesca y que aumenten los brotes de enfermedades dermatológicas entre los habitantes de los pueblos rivereños.

Este viernes por la mañana, funcionarios federales y estatales, en cumplimiento al compromiso del director general de Ordenamiento Pesquero y Acuícola, Cesar Julio Saucedo Barrón, de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, constataron la gravedad de la contaminación de este cuerpo agua, así también, recopilaron las denuncias de los propios pescadores de que ninguna autoridad de los tres órdenes de gobierno ha actuado para detener este ecocidio.

Foto: Abraham Cortés | El Sol de Acapulco

Esta mesa de trabajo la encabezó el diputado local, Moisés Reyes Sandoval, quien hizo la travesía en lancha para ir a la desembocadura del río de la Sabana, donde personal de proyectos e infraestructura de CONAPESCA, realizaron mediciones del lodo que se ha acumulado por la contaminación y constataron que es urgente dragar toda esa zona, para permitir que haya reproducción de las especies acuáticas.

El presidente de la Cooperativa “Isla del Amor”, del poblado de la Estación Hipólito Peralta, aseguró que ha sido tanta la derrama de aguas crudas, que hay zonas en donde existe un lodo negro que, les llega a la cintura y emana un fuerte olor a podrido.

Afirmó que esto se debe a que los nuevos desarrollos habitacionales no cuentan con plantas tratadoras de aguas negras y no hay supervisión por ninguna autoridad, incluyendo la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), pese a que recibe el pago por atender estas descargas.

Por su parte, el legislador local, Reyes Sandoval, preciso que por eso solicitó esta reunión de trabajo, porque el problema de la contaminación no solo es un riesgo ambiental, sino también de que más de 40 mil familias que viven de la pesca pierdan su fuente de empleo, porque las especies que capturan para comer y comercializar, se están muriendo.

Alertó que sí no se frena la contaminación de la laguna de Tres Palos, en cuatro años podría terminar con las especies de peces y camarones de castilla, que se convertiría en un gran problema social, porque se tendría que apoyar económicamente a las familias que habitan en las 30 comunidades que están asentados en los márgenes de este cuerpo de agua.

Foto: Abraham Cortés | El Sol de Acapulco

Esto, porque recordó que tiene décadas que de manera indiscriminada está recibiendo las descargas de aguas negras de los asentamientos humanos que están a la ribera del río de la Sabana y que ahora, nuevos desarrollos de viviendas hacen lo mismo, convirtiendo a la laguna en un gran retrete y en fuente de enfermedades dermatológicas como la escabiosis que afecta a los pescadores en brazos y piernas.

El encargado de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), José Humberto Gastelum Espinoza, admitió que, de las 17 plantas tratadoras de aguas residuales que existen en el puerto de Acapulco, ninguna trabaja al cien por ciento, por tanto, las descargas de aguas negras se hacen crudas a la laguna, lo que agrava la contaminación.

Esto, a pesar de que el gobierno federal ha construido plantas nuevas como la de Ciudad Renacimiento, Tres Palos y se han rehabilitado otras, pero el gobierno municipal no trata las aguas del drenaje y esto se debe a que no cuentan con los insumos o no tienen para pagar la energía eléctrica.

Anunció que existe el proyecto de utilizar energía alterna, es decir, la de celdas solares, porque el gobierno federal, está interesado en atender el problema de la contaminación, por lo que sumará esfuerzos con las otras dependencias federales para atender el caso de la laguna de Tres Palos.

Por su parte, el encargado de la SEMARNAT, Armando Sánchez Gómez, anunció que la dependencia a su cargo será más estricta para otorgar permisos a desarrollos o construcción de residencias, pues se les exigirá que cuenten con plantas tratadoras de aguas residuales.

Aunque admitió que no cuentan con un censo de los desarrollos o casas que violen la ley, argumentando que no es inspector y ni puede exigirles que cumplan con la normatividad, además a quien le corresponde aplicar las sanciones es a la PROFEPA.

Al finalizar el recorrido en los cayucos, los pescadores urgieron que se inicien las acciones para frenar la contaminación y confiaron que ahora sí, se haga algo por este cuerpo lagunar, que es su fuente de ingresos y de alimento.