abc Radio

Al alza casos de mexicanos enfermos por vapes

  • Tania Aviles
  • Sábado 5 de octubre de 2019
  • en República

En México ya hay 300 casos confirmados de enfermedades pulmonares asociadas al uso de cigarros electrónicos, conocidos como vapeadores o vapes , los cuales se siguen vendiendo sin regulación sanitaria y pese a la alerta emitida por la Comisión Nacional para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) luego de que este producto causó varias muertes en Estados Unidos.

En Zacatecas ya son al menos 17 casos confirmados de daño pulmonar asociado al consumo de este producto, informó Iván Torres Cuevas, jefe de Adicciones de la Secretaría de Salud de Zacatecas, quien añadió que corresponden a jóvenes entre los 14 y 29 años de edad que llevaban utilizando vapeadores al menos tres meses.

PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

La Cofepris emitió la alerta por el uso de cigarros electrónicos luego de que en Estados Unidos, el Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) advirtiera que ya sumaban 14 muertes y más de 800 personas enfermas por el uso del vapeador, el cual fue prohibido para su uso y venta en estados como Nueva York, Michigan y California.

Sin embargo, los vapes se siguen vendiendo en México sin ningún tipo de regulación, ya sea en el comercio formal, informal o electrónico en donde se pueden adquirir desde 350 pesos hasta por menores de edad, debido a que no existe una prohibición expresa en la ley.

La alerta de la Cofepris fue seguida por los organismos sanitarios estatales, los cuales iniciaron acciones de monitoreo para identificar casos de enfermedades pulmonares asociadas al cigarrillo electrónico, y en pocos casos, se iniciaron los decomisos de estos productos en algunos comercios.

En Tamaulipas, la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) aseguró cigarrillos electrónicos y productos relacionados con estos dispositivos con un valor de 80 mil pesos en distintos comercios bajo el argumento de que no cuentan con registro sanitario. En Sonora, la semana pasada la instancia local incautó 70 cigarros electrónicos de marcas diversas, así como 251 envases de líquido, 26 cartuchos y cuatro baterías.

Aguascalientes, uno de los estados donde han sido menos permisivos con los vapeadores, ha realizado decomisos desde hace dos años de los productos relacionados, sumando a la fecha 300 dispositivos y más de 500 frascos de esencias para los mismos. Octavio Jiménez Macías, titular del Instituto de Salud del Estado de Aguascalientes, señala que la legislación en la materia no les permite intervenir en negocios donde estos productos son comercializados, sin embargo, a través de la Policía Federal, se puede intervenir la paquetería de este tipo de mercancía e impedir que se interne a territorio estatal.

En San Luis Potosí suman ya 433 piezas aseguradas, entre vapeadores y esencias, aseguradas por las autoridades estatales de salud.

ERAN “SALUDABLES”

El furor por los cigarrillos electrónicos comenzó hace poco más de 10 años, cuando empezaron a comercializarlos como una alternativa saludable para los fumadores, ya que se decía que eran inofensivos a diferencia del tabaco, cuyo consumo está asociado al cáncer y a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, mejor conocida como enfisema, además de la adicción a causa de la nicotina.

Esta supuesta inocuidad de los vapeadores, llevó que se permitiera su venta a menores de edad entre los cuales se volvió muy popular, llevando a muchos de ellos a crear comunidades en redes sociales en donde intercambiaban opiniones sobre marcas y sabores de esencias para estos dispositivos.

En Estados Unidos se estima que al menos cinco millones de jóvenes utilizan de manera regular los cigarrillos electrónicos, de los cuales 25 por ciento son estudiantes de secundaria.

LOS DAÑOS

Las personas que enfermaron por el consumo de vapes llegaron a los hospitales con tos, dolor en el pecho, dificultad para respirar, fatiga y vómito.

Los médicos diagnosticaron neumonitis difusa, que se traduce como una inflamación del tejido pulmonar la cual impide respirar correctamente, causada por los químicos que utilizan los vapeadores.

Algunos casos se asocian a derivados de la nicotina, otros al tetrahidrocanabinol (THC, la sustancia activa de la mariguana) y otros al glicerol, sustancia que al calentarse genera el vapor que se inhala.

Algunos de los pacientes lograron recuperarse tras varias semanas con terapia de oxígeno, sin embargo aun no se saben los efectos a largo plazo que tendrán, los cuales podría ser tan severos como el cáncer y el enfisema pulmonar, igual que si hubieran consumido tabaco. Con Información de Paulo Monsiváis, El Sol de Tampico; Alberto Maytorena, El Sol de Hermosillo; Mario Luis Ramos, El Sol del Centro; Patricia Calvillo, El Sol de San Luis