abc Radio


Albañiles veracruzanos, al corte de caña

Por TOMÁS CONTRERAS

La crítica situación que impera en la industria de la
construcción obliga a los albañiles a olvidarse por unos días
del metro y la cuchara y apoderarse del machete para laborar en el
corte de caña, que le genera mayores ingresos económicos. “El
trabajo de albañilería que existe en la zona es poco, escasea.
Muchos maestros oficiales han tenido que emigrar a otros Estados
sin obtener buenos resultados, pues se vive una situación
económica bastante difícil. Tienen que enviar dinero a su familia
y cubrir sus gastos”.

Herminio Hernández de la Rosa, secretario general del Sindicato
de la Construcción afiliado a la CROC, expresó lo anterior y
destacó que la mayoría de alarifes permanece en la región, en el
corte de caña, pero al terminar la zafra también emigran.

Consideró que el trabajo de albañilería escasea “porque ya
somos muchos los que nos dedicamos a este oficio”. Y aunque la
mancha urbana crece, también la cantidad de alarifes aumenta.

Mencionó que en esta región un albañil oficial gana 300 pesos
diarios, mientras que el ayudante logra 200 pesos. Sin embargo,
resaltó que en el corte de caña se logran ganar hasta 400 pesos o
más al día, “por lo que es preferible dejar la cuchara y
agarrar el machete”.

Además, el dirigente de los albañiles crocistas hizo notar que
“en la actualidad la gente no se interesa en invertir. Pocos son
los que construyen; algunos solo remodelan sus casas por lo que el
trabajo es mínimo”.