abc Radio

Ambulantes se apoderan de las banquetas en la zona de la CAPU

  • Tania Aviles
  • Martes 18 de junio de 2019
  • en República

Ambulantes prácticamente se han apoderado de las inmediaciones de la Central de Autobuses de Pasajeros de la Ciudad de Puebla (CAPU), al grado de impedir el paso peatonal con el cierre de casi 15 metros de longitud de banqueta por la instalación de una improvisada taquería afiliada a la organización Antorcha Campesina.

Caminar en esta zona es complicada y más en el carril lateral del Bulevar Norte para incorporarse al Bulevar Carmen Serdán. Al menos una veintena de puestos acaparan parte de la vía pública lo que afecta el paso de las personas que deben arriesgarse a caminar sobre el arroyo vehicular.

Aunque ya no existen puestos ambulantes sobre el puente peatonal que afuera de la CAPU, a un costado de la Avenida Pedrera, sí están en los alrededores de la calle sin que ninguna autoridad municipal de pasadas administración o la actual, logre regular la actividad comercial.

 

Tal es el descontrol que enfrente de la central camionera, se arman casetas y carritos de metal para saturar aún más de puestos de dulces típicos y de antojitos el camellón donde atraviesa el carril elevado del distribuir vial.

TAQUERÍA SE APROPIA DE LA BANQUETA

De acuerdo con el recorrido de El Sol de Puebla, uno de los casos más evidentes de la apropiación del espacio público, está en la lateral del Bulevar Norte entre Avenida Pedrera y Bulevar Carmen Serdán.

Lonas de diferentes colores advierten la presencia de puestos informales. Desde fundas para celular, ropa deportiva, golosinas y hasta películas pirata son exhibidas.

No solo la banqueta está invadida, también parte del carril de circulación donde unos lazos y palos sirven de estructuras de los puestos.

El caso más evidente de la invasión descarada, tiene relación con un puesto de tacos denominado “Dany”, ubicado a un costado de la entrada al estacionamiento de la tienda La Gran Bodega.

Si una persona busca caminar sobre la banqueta se topará de frente con este improvisado “establecimiento” que tiene a la vista mesas y sillas de plástico y dos lonas a la entrada que exhiben los precios de la variedad de tacos. Por ejemplo, el kilo de carne árabe a 150 pesos y a 10 pesos la pieza de tripa, suadero o surtido.

 

 

A lo largo de 15 metros de longitud de este negocio, que además se apropió de un árbol, se puede observar más mesas, el tronco de carne y el comal-bola para hacer los tacos de suadero.

Las personas entonces tienen que eludir este negocio y caminar sobre la franja de circulación vial, lo que implica un riesgo de sufrir un accidente y ser atropellado.

Metros más adelante, sobre el Bulevar Carmen Serdán, también se puede observar la invasión de la banqueta por puestos semifijos de comida rápida.

La presencia de ambulantes es una contante alrededor de la central camionera donde también colaboran unidades tipo taxi, afiliadas la organización Consejo Taxista bajo el mando de Erika Díaz, que están estacionadas sobre Bulevar Norte, a la vuelta de Avenida Pedrera, afectando el paso de los vehículos que descienden del distribuidor vial con dirección a Plaza San Pedro.

Los informales no solamente están en la calle, también en uno de los pasillos de acceso al inmueble de autobuses y ofrecen desde dulces típicos y golosinas, hasta cemitas y tortas.

De esta forma, la CAPU se ubica como uno de los lugares de la ciudad como mayor presencia de ambulantes que se han