abc Radio


Amenazan tepoztecos con levantarse por ampliación de La Pera-Cuautla

Raúl Morales, El Sol de Cuernavaca

TEPOZTLÁN, Mor. (OEM-Informex).- Integrantes del Frente Juvenil en Defensa de Tepoztlán (FJDT) advirtieron que el poblado “podría levantarse” en caso de que se les quiera imponer a como dé lugar la ampliación de la autopista La Pera-Cuautla.

Los trabajos de ampliación en dicho tramo carretero que impulsa el Gobierno del estado y la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes (SCT), impactarán negativamente al entorno ecológico de la zona, al afectar, entre otras cosas, a majestuosos árboles de amate de casi 500 años de existencia, según varias mujeres del Pueblo Mágico.

Ante este “escenario devastador”, Angélica Ayala Galván, integrante del bloque de mujeres por Tepoztlán, no descartó que el pueblo se “levante” para defender su territorio, al igual que lo hizo contra el club de golf. “El pueblo sabrá responder a su manera, como lo ha hecho desde hace varias décadas contra los mega proyectos, podría levantarse nuevamente”.

No nos oponemos al desarrollo, dijo, siempre y cuando sea una propuesta del mismo pueblo, “y se respeten los recursos naturales, las tradiciones y costumbres, porque no solo es la defensa del territorio, necesitamos en lugar de autopista más escuelas, hospitales”.

Luego de realizar un recorrido por las obras, los ambientalistas y vecinos del lugar concluyeron esta jornada de documentación del territorio y especies con una ceremonia indígena, la cual se realizó en las raíces del “enorme amate amarillo”.

Reconocieron que el proyecto carretero generará afectaciones a las especies endémicas de pochote, cazuahuates, flora y fauna, así como la zona arqueológica situada en Tlaxomulco: “el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historía) dejó de trabajar ahí desde hace dos años y está en completo abandono”.

En voz de Ayala Galván, los lugareños sentenciaron: “Queremos que la población sepa que el proyecto viola dos decretos presidenciales, uno del Parque Nacional el Tepozteco y otro del Corredor Biológico Ajusco-Chichinautzin, aunado a un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), número de expediente 1462-12, que aún no causa estado y no hay fallo”.

Por lo anterior, puntualizaron que la SCT y el Ejecutivo estatal quebrantan las leyes.

Desde 2012, ejidatarios, comuneros y avecindados iniciaron una lucha social y jurídica de resistencia a dicho proyecto; sin embargo, se dicen firmes para defender su territorio.