abc Radio


Anarquía en Cuernavaca, aseguran comerciantes

  • Cuauhtémoc Blanco tiene sumergido al municipio en el desorden
    público, dicen

Mónica González

CUERNAVACA, Mor. (OEM-Informex).- “En Cuernavaca vivimos en la
anarquía, con un alcalde que no aplica la ley y que tiene a un
municipio sumergido en desorden público”, señaló Eduardo
Peimbert Ortiz, presidente de la Asociación de Comerciantes
Establecidos Pro Centro Histórico de Cuernavaca, quien rechazó la
instalación de más de 400 vendedores ambulantes en la calle de
Guerrero.

Indicó que esta medida muestra un vacío de autoridad, ya que
anteriormente se le entregó un escrito al presidente municipal
Cuauhtémoc Blanco, a través del secretario Económico, en donde
se le mostraron este tipo de situaciones; por lo que se
comprometieron a evitar la presencia de comerciantes en dicha
vía.

Consideró que con lo anterior se demuestra que no hicieron caso
porque los reglamentos del Bando de Policía y Buen Gobierno no
pueden ser ignorados por las autoridades, lo que significa que
dichas personas incurren en el delito de omisión y lo único que
hacen es fomentar el ambulantaje en el centro de la ciudad.

También reconoció que la Ecozona nuevamente es
“pisoteada”, luego de mencionar que en este espacio se
invirtieron muchos millones de pesos para darle a la ciudadanía un
espacio público libre de ruido y ambulantes, sin embargo, ahora se
puede observar la basura, la competencia desleal y desorden en
todos los sentidos.

Sobre la amenaza de que estos fenicios se quedarán hasta el
próximo 5 de enero, refirió que ello habla de que “vivimos en
un municipio donde no existe el Estado de derecho y todo mundo
puede hacer lo que quiera, pues en las noches esto se convierte en
un mingitorio donde todos se orinan y defecan y no hay nadie que
les diga algo”.

Por este motivo dijo que es lamentable vivir en la
“anarquía”, ya que hay un vacío de poder en Cuernavaca.
Asimismo, reconoció que habrá pérdidas económicas para los
comercios establecidos, quienes también se verán afectados por el
aumento en las gasolinas y el bajo salario.