abc Radio


Ante incrementos al combustible, transportistas veracruzanos paran unidades y reducen corridas

POR EMMA HERNÁNDEZ

En la zona centro, transportistas han decidido parar autobuses que gastan más combustible y reducir las corridas, ante los incrementos al combustible, refacciones y la disminución de usuarios, aseguró Juan Tress Zilli, empresario del sector.

Y es que una medida para reducir sus gastos de operación sería la renovación de unidades, porque consumen menos diésel y no requieren reparaciones, pero la deschatarrización sigue detenida en Veracruz, por lo que muchos han terminado parando camiones.

Actualmente un autobús cuesta más de un millón 800 mil pesos, es decir, incrementaron un 30 por ciento el precio y los créditos ya son inaccesibles al cobrar intereses del 18 al 20 por ciento y solicitar demasiados requisitos.

“Hemos recortado corridas y parado unidades que consumen más combustible, el panorama para este año es desolador, ya las líneas de transporte federal han comenzado a aumentar sus tarifas, nosotros necesitamos que nos apoyen, sino hay ajuste de tarifa al menos a renovar unidades que gasten menos”, explicó.

Consideró preocupante que no se reactive la renovación de unidades, para la que debe aportar recursos la Federación y el Estado, o al menos ayudar a conseguir créditos blandos en los que el Gobierno de Veracruz sea el aval de los concesionarios que si tienen disposición de renovar sus unidades.

“Es preocupante que en lugar de avanzar en el servicio y mejorar las condiciones para los usuarios, tener que buscar de que manera amortizar el golpe que se está reflejando en el primer mes de enero a febrero”, expresó.

Y es que en la región existen decenas de autobuses que requieren ser renovados, pero no hay las condiciones para que los transportistas inviertan en ello, lamentó el concesionario Juan
Tress Zilli.