abc Radio

Autoridades maltratan a familiares de desaparecidos

  • Diario de Xalapa
  • Viernes 17 de febrero de 2017
  • en República

  • Los hacen esperar para reunión varias horas en un clima adverso, en Veracruz
  • Acusan de insensible al fiscal Winckler y al subsecretario Campa

Miguel Salazar, Diario de Xalapa

XALAPA, Ver. (OEM-Informex).- Integrantes de colectivos de personas desaparecidas le dieron la espalda al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Roberto Campa Cifrián, y al fiscal general, Jorge Winckler Ortiz, por haberlos hecho esperar casi cuatro horas en las oficinas centrales de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los familiares de personas desaparecidas entraron por la fuerza a las oficinas para protegerse del frío en lo que se presentaban ambos funcionarios, quienes los habían citado a las 11:00 de la mañana para sostener una reunión relacionada con los avances en la búsqueda de sus seres queridos.

Las personas permanecieron de pie y pacientes en la explanada y en la recepción de la FGE, pero el frío los motivó a solicitar en repetidas ocasiones que las dejaran pasar a la sala de juntas.

Sin embargo, ante las múltiples negativas recibidas decidieron entrar por la fuerza alrededor de las 13:30 y acomodarse para seguir en la espera que culminó minutos antes de las 15:00 de la tarde. Al entrar Roberto Campa Cifrián y Jorge Winckler Ortiz, los presentes voltearon para darles la espalda.

María de los Ángeles Díaz, madre de desaparecidos, dijo que es lamentable la falta de sensibilidad de las autoridades, al sostener que de por sí viven una gran angustia como para tener que soportar la indiferencia de quienes deberían estar totalmente de su lado.

Entre los inconformes surgieron los insultos en contra del fiscal, a quien calificaron de “cobarde” y compararon con su antecesor Luis Ángel Bravo Contreras, al precisar que él sí los recibía y atendía con amabilidad. Señalaron que en la Fiscalía labora puro personal “inepto” y carente de sensibilidad, además de que acusaron a los funcionarios de volverlos a victimizar.

La reunión se realizó en privado y ni uno de los funcionarios realizó declaraciones.