abc Radio


Buscar vida en otros planetas, parte de la carrera espacial: Neri Vela

José Luis Rico

PACHUCA, Hgo. (OEM-Informex).- Ante una pequeña multitud de
atentos estudiantes pachuqueños, el astronauta mexicano Rodolfo
Neri Vela disertó sobre los viajes a la Luna y a otros planetas y
los adelantos tecnológicos que han generado los viajes fuera del
planeta.

No dudó en afirmar que uno de los objetivos de esa odisea es
encontrar vida extraterrestre porque quizá no estemos solos en el
infinito universo, pero reveló que de niño jamás soñó con ser
astronauta porque en aquellos días los viajes en cohete estaban en
pañales.

En un amplio salón del Tuzoforum, como parte del 23 Seminario
de Ciencia y Tecnología con sede en Pachuca y que organizó el
Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo
Económico, impartió la plática “México en el Espacio y la
exploración del Cosmos”.

La carrera espacial en que se enfrascaron para mostrar poderío
la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y Estados
Unidos ha permitido un veloz adelanto tecnológico, a través de
grandes y pequeños descubrimientos como las cámaras que hoy se
usan en los celulares, la digitalización de la información, el
código de barras y los pañales desechables.

Recalcó que la raza humana debe volver a la Luna, pues el
último viaje al satélite ocurrió en el año 1972.

Fui al espacio, pero nunca he pisado la Luna, dijo el astronauta
mexicano en una motivadora conferencia en que exhortó a los
jóvenes a que nada los detenga en sus aspiraciones, que el único
camino es el trabajo y no debe haber limitaciones para salir
adelante.

“Simplemente hay que creer en uno mismo, no depender solo de
los demás. En un mundo material  si no eres libre económicamente
tienes cadenas a tu libertad”, expuso al narrar que cuando era
estudiante de ingeniería en la UNAM, su padre perdió el trabajo y
toda su familia, incluidos los siete hermanos, se quedaron sin
dinero.

Pero lejos amedrentarse, expuso, tomó su propia manutención y
de la de su carrera como un reto que terminó llevándolo
literalmente cerca de las estrellas.

A los estudiantes que atestaron el salón, y escucharon antes
del arribo del astronauta el tema de La Guerra de las Galaxias, les
dijo que desde los años sesentas la humanidad y la ciencia quieren
saber si existe vida extraterrestre.

Habló incluso de su niñez, cuando fabricaba piñatas y sus
tías le daban cinco centavos por cantar, así que de haber seguido
esa vocación en vez de viajar en naves interplanetarias daría
recitales en el Auditorio Nacional, bromeó.

“Mi niñez y adolescencia fueron felices sin lujos ni
necesidades. Mi vida es plena”.

Al final, se tomó fotos con los jóvenes y repartió
autógrafos,  siempre pidiéndoles que a todos sus proyectos
personales les pongan fecha.

“Que nada los detenga en sus sueños”, expuso el astronauta
mexicano.