abc Radio


Científicos alertan olas de calor y lluvias torrenciales extremas

Las temperaturas globales ya han subido cerca de 1°C y están en camino de aumentar al menos 3°C

BARCELONA.- Los países del hemisferio norte pueden esperar olas de calor más largas en verano y más días consecutivos de fuertes lluvias con consecuencias dañinas si se superan los objetivos acordados a nivel internacional para limitar el calentamiento global, advirtieron científicos el lunes.

Un estudio publicado en la revista Nature Climate Change dijo que los días más calurosos que el promedio se agruparán si el mundo se calienta 2 grados Celsius por encima de los tiempos preindustriales, alargando la duración de los futuros períodos calurosos.

Las temperaturas globales ya han subido cerca de 1°C y están en camino de aumentar al menos 3°C si los estados reducen las emisiones que cambian el clima de acuerdo con los planes elaborados hasta la fecha.

“Nuestro estudio encontró que si el mundo se calienta a 2°C por encima de los niveles preindustriales, podríamos ver un cambio significativo en las condiciones climáticas del verano desde los patrones que conocemos hoy”, dijo el autor principal, Peter Pfleiderer, del grupo de investigación Climate Analytics y de la Universidad de Humboldt.

“El clima extremo se volvería más persistente: los períodos cálidos y secos, así como los días consecutivos de fuertes lluvias, se alargarían”, señaló.

A medida que las olas de calor y la sequía se vuelven más prolongadas, el daño que causan a la salud, los ecosistemas, la agricultura y la economía crece “significativamente”, según los científicos, mientras que varios días de fuertes lluvias aumentan el riesgo de inundaciones severas.

Varios períodos de clima cálido y seco en 2018, cada uno de ellos con varias semanas de duración, contribuyeron a pérdidas del 15% en la cosecha de trigo en Alemania, indicaron.

Y en Estados Unidos, los últimos 12 meses han sido los más húmedos de la historia, con semanas de lluvias casi continuas en las regiones centrales que inundaron franjas de tierras de cultivo.

Los investigadores hallaron que si las temperaturas aumentan 2°C, la probabilidad de que los períodos de calor duren más de dos semanas aumenta en un 4% en comparación con la actual en las latitudes medias del norte, que incluyen gran parte de Europa, América del Norte y Asia Central y del Norte. La probabilidad de al menos siete días consecutivos de fuertes lluvias sería un 26% mayor en esa misma zona. Las ciudades europeas se han sofocado durante este verano boreal con olas de calor récord en las que países como Reino Unido, Alemania y Francia han tenido temperaturas máximas históricas.