abc Radio


CNDH condena actos de violencia en contra de familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa

  • Alejandra Trujillo
  • Lunes 17 de febrero de 2020
  • en República

El organismo solicitó medidas cautelares para los alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, a los familiares de los 43 Normalistas de Ayotzinapa y a integrantes del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan

Para la CNDH no existe cabida a ninguna expresión que atente en contra del derecho a la libre expresión y menos si se ejercen métodos violentos y de represión, por lo que acciones represivas como las cometidas por policías del gobierno de Chiapas en contra de los familiares y organizaciones que forman parte de la denominada “Caravana Sur en Busca de los 43”, merecen un atento llamado a detener cualquier estrategia de contención que exponga la vida y la dignidad humana de los manifestantes.

Tenemos conocimiento de que la Comisión Estatal ha iniciado una queja de oficio; sin embargo, esta CNDH estará cercana en la investigación de los lamentables hechos en los que resultaron heridas varias personas integrantes de la Caravana.

La CNDH, por su parte, ha solicitado medidas precautorias y/o cautelares para los alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumatzá, a los familiares de los 43 Normalistas de Ayotzinapa y a integrantes del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan.

Este organismo condena la violencia que se ejerció en contra de los manifestantes y pide garantizar su derecho a expresarse libremente sin ser reprimidos. Asimismo, se exhorta al gobierno federal, estatal y municipal a eliminar estas prácticas de represión que atentan contra el derecho a la libre manifestación y son evidencia de una política violatoria de derechos humanos.

De conformidad con lo establecido en los artículos 3, fracción VII, 4 y 129 de la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LGTAIP), en correlación con el 3 y 130, penúltimo párrafo de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública (LFTAIP), los correos electrónicos se consideran registros que documentan el ejercicio de las facultades y funciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y, por tanto, constituyen información pública, salvo aquellos casos en los que se actualicen las hipótesis de reserva o confidencialidad de la información establecidas en los artículos 113 y 116 de la LGTAIP, en relación con el 110 y 113 de la LFTAIP.