abc Radio


Crimen amenaza la elección en Puebla

PUEBLA, Pue.- El asesinato de dos candidatos y de un aspirante, así como el secuestro de otro personaje que busca una presidencia municipal en el denominado Triángulo Rojo del huachicoleo, son algunos sucesos violentos que han marcado el proceso electoral en Puebla, cuyas autoridades instalaron una mesa política con los diferentes partidos y coaliciones para fortalecer las condiciones de seguridad de los contendientes y de los ciudadanos para la jornada del 1 de julio.

Hasta el momento son 114 candidatos de todos los partidos y coaliciones quienes se han integrado al protocolo de seguridad implementado por las autoridades, que incluye entre otras medidas una línea directa para denunciar irregularidades y el chat de alto nivel entre dirigentes partidistas y funcionarios.

En vísperas del proceso electoral, los integrantes del Grupo de Coordinación Puebla Segura, encabezados por el secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco, instalaron la Mesa Política con los dirigentes de las coaliciones Por Puebla Al Frente, Juntos Haremos Historia, Partidos Nueva Alianza, Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM). Lo anterior, a fin de fortalecer las condiciones de seguridad de contendientes y ciudadanos en la recta final de las campañas electorales y la jornada del 1 de julio.

Durante la reunión, los líderes partidistas expusieron los temas que integran la Agenda de Riesgos de sus candidatos a diferentes cargos de elección popular en la entidad y acordaron trabajar coordinada y estrechamente con las autoridades para garantizar saldo blanco el próximo domingo.

La escalada de violencia en el Triángulo Rojo llevó al gobierno del estado a tomar tres municipios y desmantelar a sus policías bajo la sospecha de estar coludidas con los grupos criminales de la zona. En el estado la violencia contra aspirantes ha cobrado cinco vidas de septiembre a la fecha, de la misma manera durante 2016 y 2017 al menos tres presidentes municipales en funciones también fueron asesinados.

El primero de los atentados contra candidatos fue el del aspirante de Morena a la alcaldía de Santa Clara Ocoyucan, Aarón Varela, quien fue asesinado con tres impactos de arma de fuego en la población de San Antonio Cacalotepec, el pasado 1 de marzo, con apenas 41 años de edad.

Dos semanas después se presentó el segundo incidente violento, pues el pasado 16 de marzo el abanderado del PRI a la presidencia municipal de Francisco Z. Mena, Gustavo Gómez fue privado de la vida a balazos por sujetos desconocidos en Metlaltoyuca. El más reciente caso de violencia fue el asesinato de la candidata a diputada local por el distrito 2 de Huauchinango por el PVEM, Juana Maldonado, quien fue ultimada con una regidora del mismo partido.

Otro suceso que llama la atención es el de Ángel Morales Ugalde, candidato independiente a la alcaldía de Palmar de Bravo, quien después de 38 días de desaparecido, regresó a su casa “ileso y sin mediar pago”. Es hermano del exalcalde por la misma demarcación, Pablo Morales, quien fue detenido en julio de 2017 por su posible relación con bandas dedicadas al robo de hidrocarburo.