abc Radio


Vivir en carpas, la realidad en Morelos tras el sismo

Morelos.- A casi un año del sismo, decenas de familias en Jojutla aún viven en desgastadas carpas; enfrentan problemas con la entrega de viviendas, la reconstrucción, fraudes y falsas promesas.

María Guadalupe Roldán Flores, vecina de La Mezquitera en el municipio de Tlaquiltenango, comentó que perdió su casa en sismo del 19 de septiembre, y que como pudo, con la ayuda de su nieta, a rastras rescató a su esposo, ya que el hombre es inválido.

Su casa se partió a la mitad, una pared quedó vencida hacia la calle, por lo que fue demolida meses después, sin embargo, en La Mezquitera, localidad que se encuentra sobre la carretera Jojutla a Chinameca, nadie fue a censar a los más de 18 familias damnificadas.

Los afectados acudieron con la autoridad municipal, pero sólo los escucharon; se apuntaron, sin embargo, jamás han sido visitados por el alcalde Enrique Alonso, por Unidos por Morelos, y mucho menos por el Gobierno federal o la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); “fue como si no existiéramos”, agregó.

No obstante, cuando se enteró que cinco personas de La Mezquitera recibieron tarjetas sin que las necesitaran, ya que no sufrieron daños, se sumó al comité de la colonia Zapata que encabeza Anita Jiménez, para pedir ayuda, ya que su esposo tiene 70 años y ella 60, por lo que refirió que ya no tiene fuerzas para volver a empezar.

NO LE ENTREGAN SU CASA

Silvestre Tinoco Hernández vive en tiendas de campaña, sufre las inclemencias del tiempo a pesar de que su casa ya fue construida por la fundación del grupo Carso, pero como se encuentra cerrada con llave, no puede entrar, no se la han entregado oficialmente.

En la casa que se cayó, indicó que vivían 11 personas, entre ellos dos de sus hijos con sus respectivas familias, pero confían que podrán acomodarse, ya que aunque la casa que le repusieron es más pequeña, está bien distribuida, por lo que esperan que suceda pronto.

La familia de Tinoco Hernández tiene sus casitas de campaña en el predio del domicilio de su sobrina, quien también firmó un convenio con la fundación de Carlos Slim, pero no hay fecha programada la construcción.