abc Radio


¡Deliciosos! Chilaquiles rojos

  • Alejandra Trujillo
  • Sábado 1 de julio de 2017
  • en República

¡Deliciosos! Chilaquiles rojos
No se espera ver vinagre de arroz en una receta mexicana, pero en este plato le da un toque dulce a la marinada y ayuda a sazonar el pollo antes de cocinarlo. La salsa de color rojo vivo está hecha con dos tipos de chiles y aceite de canola. El sabor neutro del aceite de canola permite que los sabores complejos de los chiles predominen.

Ingredientes:
Marinada
– 2 cdas. de salsa de soya 30 ml
– 1/4 taza de vinagre de arroz 60 ml
– 1/2 cda. de azúcar morena 7 ml
– 1 cdta. de pimienta blanca molida 5 ml
– 1 lb de pechugas de pollo 500 g

Salsa
– 5 chiles guajillos
– 2 chiles de árbol o 1/2 cdta. de hojuelas de chile (0.5 ml)
– 1 diente de ajo
– 10 hojas frescas de epazote o 1 cdta. secas (5 ml)
– 1/2 cebolla de tamaño grande, picada
– 1/2 cda. de aceite de canola 7 ml
– 2 1/2 tazas de tomates (jitomates) enteros, escurridos 625 ml
– 1 cdta. de vinagre blanco 5 ml
– 1 taza de agua reservada de los chiles remojados 250 ml
– 3 cdas. de aceite de canola 45 ml
– 1 taza de caldo de pollo 250 m
– 1/4 cdta. de sal 1 ml

Tortillas
– 2 tazas de aceite de canola para freír 500 ml
– 8 tortillas de maíz pequeñas, cortadas en 8 tiras
– 1/2 cdta. de sal 2 ml
– 1/2 taza de queso mozzarella rallado 125 ml

Decoración
– 1/2 taza de crema agria 125 ml

Modo de preparar
1. En un tazón, mezcla la salsa de soya, el vinagre de arroz, el azúcar y la pimienta y pon a un lado. Corta las pechugas de pollo en tiras gruesas y añádelas a la marinada. Déjalas marinar 2 horas en el refrigerador.
2. Mientras tanto, precalienta el horno a 400 °F (200 °C) y prepara ambos tipos de chile. Quítales las semillas, ponlos en una charola (bandeja) para hornear y ásalos hasta que la piel comience a dorarse y formar burbujas, aproximadamente de 3 a 5 minutos. Retira los chiles de la charola. En un sartén añade los chiles y 2 tazas (500 ml) de agua; hierve 15 minutos. Reserva. Si usas las hojuelas de chile, añádelas en el paso número 5.
3. En otra charola, asa el ajo y el epazote (si son hojas frescas) hasta que las hojas se vean marcitas, unos 30 minutos. Retírala del horno y ponla a un lado.
4. En un sartén a fuego medio-alto, sofríe las cebollas en 1/2 cda. (7 ml) de aceite de canola hasta que estén bien doradas, aproximadamente de 30 a 40 minutos. Reserva.
5. En un procesador de alimentos, mezcla los tomates, los chiles, la cebolla, el ajo, el epazote, el vinagre y 1 taza (250 ml) del agua que reservaste de los chiles.
6. En una cacerola, calienta 3 cdas. (45 ml) de aceite de canola a fuego medio-alto, añade el pollo y sofríelo 10 minutos. Agrega el caldo y mantén un hervor suave a fuego bajo hasta que se reduzca un tercio y la salsa espese. Sazona la salsa con sal.
7. Prepara las tortillas: En un sartén mediano, vierte 2 tazas (500 ml) de aceite de canola y caliéntalo a 375 °F (190 °C). Corta las tortillas en 6 cuñas en forma triangular y colócalas en el aceite caliente en una sola capa. Fríelas por cada lado hasta que estén un color dorado oscuro. Retíralas del aceite y escúrrelas en toallas de papel. Añade 6 triángulos de tortillas más al aceite caliente y continúa el proceso hasta que todas estén de color dorado oscuro. Sazona las tortillas con sal.
8. En un molde de 9 x 13 pulgadas (22 x 33 cm), cubre el fondo con la salsa. Ponle encima las tortillas. Sigue con otra capa de salsa. Repite las capas hasta llenar el molde y termina con una capa del queso rallado. Hornea el platillo 15 minutos o hasta que el queso se dore. Sirve los chilaquiles con crema agria.

Rinde
8 porciones