abc Radio


Detienen a César del Ángel Fuentes líder de los 400 Pueblos, en Veracruz

XALAPA, Ver. (OEM-Informex).- César del Ángel Fuentes, dirigente del Movimiento de los 400 Pueblos, fue detenido ayer. No se sabe el motivo de la aprehensión, solo que fue por una denuncia del Gobierno de Veracruz.

Trascendió que la detención ocurrió la mañana de ayer, en la carretera México-Pachuca, pues del Ángel había salido de la Ciudad de México con rumbo al norte de Veracruz, específicamente a Álamo, en donde hay un conflicto campesino que involucra a militantes de la organización que dirige. Ya no llegó a Álamo, en el trayecto fue detenido, según se supo.

Con relación a esta detención, el hijo de César del Ángel, el exdiputado local priísta Marco Antonio del Ángel Arroyo, quien hasta hace unos días demandaba ser tomado en cuenta para dirigir el Comité Directivo Estatal del PRI, declaró que la aprehensión de su padre es una venganza política.

Responsabilizó además al gobernador Miguel Ángel Yunes de cualquier cosa que le pueda pasar a su padre y remarcó que la detención se trata de una venganza política, porque él se ha declarado opositor a un Gobierno de derecha que tiene pretensiones monárquicas.

Agregó que la detención no tiene sustento y que no confía en la ley en Veracruz pues el fiscal es el mayordomo de la familia Yunes Linares.

LA FAMILIA HA SEÑALADO QUE NO SABE EL MOTIVO DE LA DETENCIÓN

César del Ángel en los últimos años se ha dedicado a protestar y a exigir las aprehensiones de Yunes Linares y del exgobernador Patricio Chirinos. Los militantes de los 400 Pueblos protestan en taparrabos y se cuelgan las caras de ambos. Estas manifestaciones han sido en Xalapa y en la Ciudad de México.

Ya siendo Yunes Linares gobernador electo y al asistir a una reunión en la Legislatura del Estado, a la salida del evento, integrantes de esa organización lo agredieron junto con el dirigente del PAN, Ricardo Anaya. La agresión fue fuerte. Les aventaron piedras. Luego de eso hubo una denuncia, pero no había prosperado pues en la Fiscalía, durante la parte final del Gobierno de Javier Duarte, no la tomaron en cuenta.