abc Radio

El pueblo es feliz, feliz, como lo era hace un año, según Inegi

  • Alejandra Trujillo
  • Jueves 29 de agosto de 2019
  • en República

En lo personal, los mexicanos están satisfechos, pero no así en aspectos de la esfera pública

Redacción

Los mexicanos se sienten ahora tan satisfechos como hace un año en sus relaciones interpersonales, no así en aspectos que tienen que ver con la esfera pública, como el país y la seguridad ciudadana, según una encuesta del Inegi.

El Instituto dio a conocer los resultados del módulo de Bienestar Autorreportado (BIARE) con información al mes de julio de 2019, se trata de la encuesta que de acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador sustenta que “el pueblo está feliz, feliz, feliz”, más allá del bajo crecimiento del PIB.

“Me voy a apoyar en una encuesta que hizo el Inegi, donde la gente manifestó que está contenta, esa es mi fuente, pero lo haré por escrito. Adelanto que esa es mi fuente”, dijo el lunes.

Según el estudio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en una escala de 0 a 10, el promedio de satisfacción con la vida en general reportado por los mayores de 18 años en las 32 ciudades del país fue de 8.3, igual que en el mismo mes del año pasado.

De acuerdo con esta medición, los hombres están más satisfechos (8.4) que las mujeres (8.2).

La calificación que la población otorgó a sus relaciones personales es la misma que el año pasado (8.7), lo mismo que cuando se le preguntó sobre el país (6.8).

En cambio, el nivel de satisfacción sobre la seguridad ciudadana disminuyó ligeramente al comparar los resultados de la encuesta de julio del año pasado (5.4) con la del mismo mes del presente (5.3).

Otro aspecto que valora la encuesta es el estado anímico de la población consultada. Aquí, en una escala de -10 a +10, el balance de estados de ánimo positivos y negativos de la población en julio de este año fue de 6.3, una décima por debajo del registrado en el mismo mes de 2018 (6.4).

Por edad, se observa que el balance anímico general de la población de 18 a 29 años retrocedió dos décimas, mientras que en el grupo de 30 a 44 años disminuyó tres décimas. En contraste, entre los adultos de 45-59 años se incrementó su balance anímico general en dos décimas y en el grupo 60 y más años no mostró cambio.

El estudio del Inegi considera la misma muestra que la utilizada para medir el Índice de Confianza del Consumidor: individuos de 18 y más años de edad, entrevistados en dos mil 336 viviendas ubicadas en las 32 principales ciudades del país.

La medición del bienestar subjetivo se enmarca en un creciente consenso a nivel internacional sobre la necesidad de dar seguimiento al progreso social a través de la perspectiva de las personas acerca de sus experiencias de vida, y no solo a través de la disponibilidad de bienes y servicios, explica el Inegi en su reporte.

Esto implica – agrega- llevar las mediciones del bienestar “más allá del PIB” para centrarnos en reportes sobre la calidad de vida, que permitan evaluar en qué medida la población disfruta de su vida, si está satisfecha con ella y con algunos de sus principales aspectos, si tiene sentido de propósito y si reporta experiencias gratas y significativas.

“Se trata de un esfuerzo por reconocer que los destinatarios finales del progreso son las personas y que por eso es necesario poner atención no solamente al acceso a bienes y servicios materiales, sino también a cómo experimentan sus circunstancias, pues en ello influyen en paralelo aspectos de calidad de vida no cuantificables en unidades monetarias”.