abc Radio

El secuestro ya no solo atemoriza a ricos; también a pobres

  • Tania Aviles
  • Lunes 17 de junio de 2019
  • en República

El crimen organizado mantiene atemorizados a docentes de la entidad. Las extorsiones y secuestros en agravio de profesores va en aumento, incluso en comunidades marginadas, donde de acuerdo con líderes sindicales los homicidios pueden ser comunes ante la falta de pago de rescate.

La inseguridad se siente y se ve en poblados, principalmente de la región centro del estado, donde la gente desconfía de los extraños y les da la espalda. En escuelas de comunidades de Chiconquiaco, Acultzingo y Jesús Carranza, en diversas ocasiones han cerrado sus puertas a causa de secuestros y extorsiones en agravio de maestros. La situación es similar en municipios del norte y del sur, donde en algunos planteles han tenido que modificar horarios y suspender eventos especiales.

La inseguridad ha rebasado a las instituciones, sostienen ciudadanos, quienes como ejemplo recuerdan el cierre definitivo del Tecnológico de Monterrey campus Córdoba, tras 37 años de formación académica.

Tanto docentes como pobladores muy poco hablan sobre la situación por temor.

DOCENTES VIVEN CON MIEDO; SEIS HAN SIDO ASESINADOS

En lo que va del presente año, al menos seis docentes han sido asesinados y otros más secuestrados y extorsionados, según una declaración d secretario general del Sindicato Integrador Alternativo de los Trabajadores de la Educación en México (SIATEM), Alejandro Cucurachi Durán.

Los maestros viven con el temor de salir a las calles, pues no descartan que en cualquier momento el crimen organizado los alcance.

Hasta mayo tan sólo en Zongolica se registraron los secuestros de dos maestras, que fueron rescatadas tras el pago de rescates. Las extorsiones son comunes y en ocasiones no se sabe si realmente se trata de integrantes del crimen organizado o de oportunistas, pues actúan por medio de llamadas telefónicas.

 

Según el líder sindical, los delitos de alto impacto se dispararon en contra del magisterio luego de que la Federación dio a conocer la nómina federal.

Durante diciembre la delincuencia suele agudizarse, pues los maleantes intentan despojar a los maestros de sus aguinaldos. Estos delitos también son frecuentes entre catedráticos de universidades, pero por miedo la mayoría prefiere mantenerse en silencio y en algunos casos obedecer a los maleantes. Las cifras reales de secuestros y extorsiones son protegidas por las autoridades.

ACULTZINGO Y CIUDAD MENDOZA, LAS DE MAYOR RIESGO

Acultzingo y Ciudad Mendoza son catalogadas como las de mayor peligro para docentes, según los propios maestros. A mediados de febrero de este año la secundaria “Juana de Asbaje” cerró durante tres días a causa de los secuestros de docentes. Más tarde se unieron otras escuelas de la región. Los padres de familia estuvieron de acuerdo para no exponer a sus hijos.

En el presente año la inseguridad aumentó notablemente en la entidad, pues los secuestros afectan además a médicos, enfermeras y otros profesionistas que han recibido acompañamiento de Seguridad Pública para evitar más casos.

En Acultzingo se siente y se ve el miedo de la población. Muy pocos hablan de lo que se vive en esa región y quienes se atreven lo hacen bajo el anonimato.

Al igual que en Ciudad Mendoza y Río Blanco, hay quienes dicen que puede cometerse un secuestro y una ejecución diariamente, además de que las extorsiones son permanentes. Las principales víctimas son maestros y trabajadores de la salud.

En esa región y en la de Zongolica se incrementaron los patrullajes y la presencia de militares, aunque los crímenes no cesan.

CHICONQUIACO, EN LA MIRA DE SECUESTRADORES

Chiconquiaco se encuentra en la mira de secuestradores y extorsionadores. Los delincuentes actúan por igual en contra de maestros como de habitantes que durante años han trabajado arduamente para mejorar su calidad y estilo de vida.

La cabecera municipal ha mejorado notablemente, gracias a las remesas enviadas por quienes migraron a los Estados Unidos. El número de docentes también ha aumentado y con ello las extorsiones y secuestros.