abc Radio


Emplazan extradición de El Chelelo, líder del CDG en Nuevo León y Tamaulipas

Agentes de la PGR lo reaprendieron al salir del penal bajo el argumento de que el gobierno estadounidense lo busca por varios delitos

Manrique Gandaria

Un juez federal del Estado de México, fijó como plazo 60 días naturales a autoridades de Estados Unidos, para que hagan formal la petición de extradición en contra de Eleazar Medina Rojas, alias “El Chelelo” líder del cártel de Golfo en Nuevo León y Tamaulipas de lo contrario podría quedar en libertad.

Medina Rojas fue detenido la semana pasada en Mérida, Yucatán, pero un juez calificó de ilegal su detención y ordenó su libertad por lo que de inmediato agentes de la Procuraduría General de la República lo reaprendieron al salir del penal bajo el argumento de que el gobierno estadounidense lo busca por varios delitos.

Ayer el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de México con sede en el Municipio de Almoloya de Juárez informó que dentro del procedimiento de extradición 5/2018, elementos adscritos a la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales e Interpol cumplimentaron en el estado de Yucatán la orden de detención con fines de extradición librada en contra del Chelelo.

El 9 de diciembre de 2018, se celebró la audiencia informativa a la que se refiere el artículo 24 de la Ley de Extradición Internacional y se le hizo saber al justiciable que el país que lo requiere, Estados Unidos de América, cuenta con el plazo de 60 días naturales para pedir al gobierno mexicano formalmente su extradición, apercibido que de no hacerlo así, se decretará la libertad del reclamado.

El juez advierte que durante el plazo de los 60 días, Medina Rojas queda sujeto a prisión preventiva oficiosa en el Centro Federal de Readaptación Social Número Uno Altiplano.

Esta sería la tercera vez que El Chelelo es detenido. La primera en 2007, en la capital del país, y fue liberado después de cumplir una condena de ocho años de prisión. En 2016 fue recapturado en Tamaulipas. En aquella ocasión se le imputaron nexos con Los Zetas.