En las próximas 48 horas podría estar ya lista la Declaratoria de Desastre en la zona de la granizada del domingo y hasta podrían comenzar a bajar recursos federales, señaló el presidente municipal de Guadalajara, Ismael del Toro, quien confirmó que hasta el mediodía se tenía un avance del 85% de limpieza, había 217 casas afectadas, siete negocios y 850 personas afectadas, ninguna de ellas acudió a los albergues habilitados.

“Por lo que hemos avanzado, la prevención que tuvimos de conformar nuestro Comité de Emergencia, la intervención de saneamiento y desazolves, todo eso hace que el proceso de recursos federales, el levantamiento casa por casa, puede ser una forma muy ágil y se espera que en 24 o a más tardar en 48 horas ya podamos tener no sólo la declaratoria sino los recursos para poder estar haciendo la mitigación de afectaciones”, explicó Del Toro Castro.

Aunque con el trabajo hecho al momento ha sido intenso, aún no se cuenta con una estimación económica de los daños ya que lo primero que se hace es conocer casas, calles y personas afectadas para desde ahí comenzar a elaborar los costos de los daños.

Hasta el momento en los datos entregados al Comité para Emergencias del municipio indican que el proceso de limpieza y saneamiento se va al 85%, “se han retirado tres mil metros cúbicos de hielo tanto en espacio público como en las casas, 300 viajes de la maquinaria con esta finalidad, se han repartido 150 kits de limpieza, se entregaron 500 desayunos, 15 servicios por árboles caídos y en general una población afectada de 850 personas, 215 casas, siete negocios con daños”.

Con este escenario y datos adelantados se está en el proceso de gestión de los recursos federales y mientras eso sucede el municipio dentro del presupuesto también cuenta con partidas de ampliación automática y es por eso que esperaran que se hagan las estimaciones en los menajes de casa y las cuestiones que no cubren con los recursos federales.

Finalmente señaló que los tres albergues abiertos para que acudieran las personas afectadas con la caída de hielo, no fueron utilizados pero se mantendrán abiertos uno días más y se está en condiciones de atender a más personas y desde su punto de vista no se tuvo necesidad de que se quedaran pero el apoyo está disponible para ellos.