abc Radio


En el olvido, colonias aledañas a instalaciones de Pemex

Por Rafael Sosa

Pese a convivir todos los días con el riesgo de una explosión, una fuga o cualquier situación de riesgo por la operación en las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), las colonias aledañas a estos centros de trabajo no reciben ningún beneficio de la empresa.

La presidenta del Comité Vecinal de la colonia Emilio Carranza -antes conocida como Camelia-, Juana Ester Salcido Castro, aseguró que “esta colonia tiene más de cien años y verdaderamente jamás hemos recibido ningún beneficio de la gente de Pemex”.

En Ciudad Madero, al sur de Tamaulipas, considerado el municipio petrolero por excelencia del estado colonias como Emilio Carranza, Miramar, Hermenegildo Galeana, Miguel Hidalgo e Hipódromo padecen el rezago y la necesidad de obras que consideran bien podrían realizarse con apoyo de la petrolera.

Rodean instalaciones como la Refinería “Francisco I. Madero”, la Terminal de Operaciones Marítimas y Portuarias y el Centro Procesador de Gas Arenque, careciendo de drenaje, calles sin pavimentar y sin alumbrado público, aún cuando son fundadoras del municipio y densamente pobladas.

Basta realizar un recorrido caminando o en vehículo para constatar el pésimo estado de las calles y hace prácticamente imposible el acceso de vecinos y unidades de emergencia a esta zona.

Tampoco tienen drenaje y carecen de alumbrado público conjuntando estas colonias un promedio de 600 familias que exigen se apliquen medidas urgentes para mejorar las condiciones en que viven desde hace muchos años.

Las colonias Emilio Carranza, Miramar I y Miramar II, se encuentran justamente entre las instalaciones de Pemex y la playa Miramar, considerados los motores de la economía de esta municipalidad tamaulipeca.

Calles como Vicente Guerrero, Ignacio Zaragoza, Melchor Ocampo, la Primera y Segunda Avenida se encuentran en condiciones ruinosas, únicamente se puede circular por la Altamirano, que también presenta baches y fracturas.