abc Radio


En riesgo, bienestar de familias; caída de la economía tendrá consecuencias, advierten

  • Tania Aviles
  • Martes 4 de febrero de 2020
  • en República

Aunque la caída en un 0.1 por ciento de la economía mexicana pareciera ser “un número muy alejado de la población”, sí habrá consecuencias económicas para la ciudadanía, advirtió Katia Romero León, profesora de tiempo completo de la Facultad de Economía de la Universidad Veracruzana, quien explicó que al no haber crecimiento económico no llegan inversiones, no se generan nuevos empleos e incluso se pierden los existentes.

Explicó que aunque el Producto Interno Bruto (PIB) no es una cifra que mida el bienestar de la población, sí refleja el crecimiento económico y sin éste no se van a poder lograr las cifras de bienestar ni ejecutar los programas que el gobierno federal tiene planeados para los mexicanos.

Se afecta la economía formal, la economía informal, la gente que participa de los programas de gobierno y en general todos estaríamos afectados en algún sentido.

Explicó que los niveles de crecimiento económico reflejan la producción de un país y que el aumento de esta producción se traduce en la posibilidad de más y mejores empleos para los habitantes.

Por ello, dijo la académica, el hecho de que México haya tenido una caída en estos niveles durante 2019, sumado al aumento de la población económicamente activa provocaría en este 2020 no sólo la pérdida de empleos para la clase trabajadora, sino que disminuirá la posibilidad de que los jóvenes logren oportunidades laborales.

“La población económicamente activa se va contratando con respecto al crecimiento de la economía pero si tú tienes a la población aumentando y no consigues crecimiento, no sólo se pierden empleos, sino que no se consigue oportunidades para la población que se está integrando”, precisó.

Romero León advirtió que no sólo los empleos formales van a resentir las cifras negativas del país, sino que también lo hará la informalidad que hasta ahora se había estado convirtiendo en una opción ante el desempleo. “De dónde sobrevive la informalidad, pues de los que mantenemos un salario formal y podemos adquirir esos bienes, pero si no hay crecimiento para que los formales podamos mantener este consumo, la economía informal también se verá afectada”, explicó.

La economista dijo que aun aquellas personas que actualmente reciben beneficios de los programas sociales del gobierno federal y que de momento podrían no resentir las dificultades económicas, tendrán consecuencias, ya que pronto el mismo gobierno comenzará a estar más restringido para otorgar estas ayudas. “Va a tener un impacto tarde o temprano, incluso con las personas que sientan que no les afecta”, advirtió.

Finalmente la especialista dio a conocer que aunque ya se esperaba que la tasa de crecimiento del país se viera afectada por el cambio de gobierno – y el cambio de visión política- hacía muchos años que no se veía una caída tan marcada como la que se registró el año pasado.

Es esperado por el cambio de gobierno, es esperado por el cambio de políticas; sin embargo, también afectaron, hay que decirlo, las decisiones de gobierno, que fueron muchas veces no comprendidas adecuadamente.

DESPLOME DEL PIB, REFLEJO DE LA CRISIS EN 2019, DICE INVESTIGADOR

El desplome del Producto Interno Bruto (PIB) y la cifra negativa de crecimiento económico en México durante el 2019 son sólo el reflejo de la crisis que la población estuvo padeciendo durante todo el año pasado, aseguró el integrante del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores Económicos y Sociales de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández quien añadió que esta crisis sigue en 2020.

Precisó que las cifras presentadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) hace unos días en las que se reconoce que, por primera vez en una década, el crecimiento económico de México fue negativo sirvieron sólo para confirmar algo que “todos sabíamos”. Y es que, dijo, estos números que pudieron parecer lejanos se tradujeron durante el año pasado en falta de empleos, pérdida en el poder adquisitivo y dificultades económicas. “Lo que está sucediendo es una situación inocultable (…) no se puede ignorar ya que hay una crisis económica. La ciudadanía está padeciendo”, dijo

En ese sentido, advirtió que estas estadísticas llevaron ya al gobierno federal a realizar un anuncio de la creación de un grupo de trabajo que tendrá como responsabilidad el diseño de una nueva política económica dejando claro, dijo, que el rumbo que tenía no era el correcto.

Va a tener que cambiar porque el primer error del nuevo gobierno es que la situación económica está peor que como se estaba. Hay ahora una convocatoria que reconoce que tiene que cambiar la política porque la economía está en crisis.

Advirtió que la economía en el estado registró una caída importante, por lo que es fundamental que el gobierno reaccione y deje de “pegar a la valenciana del gobierno federal” para solucionar los problemas económicos. “Urge un reconocimiento del Gobierno del Estado de que su política económica tiene que cambiar (…) lamentablemente una de las economías que observaron estancamiento y recesión es la economía de Veracruz”, concluyó.