abc Radio

En riesgo de perderse, $260 millones para proyectos metropolitanos de Veracruz

  • Tania Aviles
  • Martes 24 de septiembre de 2019
  • en República

Sumado a que el desarrollo de las zonas metropolitanas de Veracruz no está contemplado en el Plan Veracruzano de Desarrollo 2019-2024, los 24 proyectos presentados por la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedesol) están en riesgo de perder los recursos federales concursables del Fondo Metropolitano 2019, debido a que los municipios que integran las ocho zonas metropolitanas carecen de Programas de Desarrollo Urbano actualizados.

Con fecha límite al 31 de diciembre de este año para iniciar la ejecución de obras que se desarrollarán con el Fondo Metropolitano, el estado de Veracruz presentó “a prisa” 24 proyectos para ocho zonas metropolitanas correspondientes a las áreas de Acayucan, Coatzacoalcos, Córdoba, Minatitlán, Orizaba, Poza Rica, Veracruz y Xalapa, que representan una inversión de 260 millones 772 mil 909 pesos.

De acuerdo con la información publicada por la Sedesol de Veracruz, correspondiente a la Segunda Sesión Extraordinaria del Consejo para el Desarrollo Metropolitano del Estado de Veracruz, realizado el pasado 4 de septiembre, los proyectos metropolitanos presentados se someterán a las nuevas reglas de operación de la Federación que evaluarán, bajo una nueva metodología, si los proyectos reúnen los requisitos para acceder a la inversión federal.

La llamada cartera de proyectos Fifonmetro 2019 para ocho zonas metropolitanas de Veracruz, a pesar de que fueron elegidas por el Consejo Metropolitano Estatal como los proyectos ejecutivos con amplias posibilidades de obtener los recursos federales que asciende a una bolsa total de 3 mil 300 millones de pesos, carecen desde el nivel municipal y estatal de la actualización de sus planes de desarrollo y ordenamiento urbano.

Lo anterior representa que a Veracruz se le dificulte acceder al techo financiero contemplado para este año, a menos que los municipios participantes actualicen dichos planes, lo cual depende de la Sedesol.

Desde el decreto que aprueba la validación de las ocho zonas metropolitanas de Veracruz, publicado en la Gaceta Oficial el 17 de agosto de 2017, se estableció como zonas metropolitanas a Acayucan (integrada por Acayucan, Soconusco y Oluta), Córdoba (Córdoba, Fortín, Amatlán de los Reyes, Yanga, Coscomatepec, Tomatlán, Naranjal y Chocamán), Coatzacoalcos (Coatzacoalcos, Nanchital e Ixhuatlán del Sureste).

También la zona de Minatitlán (Minatitlán, Chinameca, Zaragoza, Oteapan, Cosoleacaque y Jáltipan), Orizaba (Orizaba, Atzacan, Camerino Z. Mendoza, Tlilapan, Mariano Escobedo, Ixtaczoquitlán, Ixhuatlancillo, Nogales, Río Blanco, Huilopan de Cuauhtémoc, Rafael Delgado, Maltrata y La Perla), Poza Rica (Poza Rica, Cazones, Tihuatlán, Papantla y Coatzintla), Veracruz (Veracruz, Boca del Río, Medellín, Alvarado y Jamapa) y la región Xalapa (integrada por los municipios de Xalapa, Jilotepec, Rafael Lucio, Banderilla, Tlalnelhuayocan, Emiliano Zapata, Coatepec, Teocelo y Xico).

Asimismo, a pesar de que se cuenta con un Programa Estatal de Desarrollo Social, Urbano y Rural, publicado en la Gaceta Oficial el 19 de junio de 2017, en el que se estableció dentro de sus objetivos, estrategias y líneas de acción “actualizar e implementar los instrumentos de planeación urbana y territorial para las Zonas Metropolitanas del Estado”, hasta el momento dichos documentos no existen.

En una revisión a los Programas de Ordenamiento Urbano de zonas conurbadas del estado de Veracruz, publicadas en la página oficial de Sedesol, correspondientes a la zona Xalapa, Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba, Minatitlán, Poza Rica y Veracruz, las últimas actualizaciones se registraron en las administraciones de los exgobernadores Patricio Chirinos Calero, Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.

Cabe mencionar que en el Programa Estatal se había apuntado que “sólo 33% de los municipios, 70 de 212, cuentan con un Plan de Desarrollo Urbano, y no todos los programas de Ordenamiento Territorial, a pesar de estar vigentes, se encuentran actualizados”.

Lo anterior “provoca que las decisiones de los municipios se basen en criterios discrecionales que no se encuentran normados, en específico en los criterios de uso de suelo y licencias de construcción”.

Ahora bien, entre los últimos documentos jurídicos se encuentra la Ley de Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y Vivienda para el Estado de Veracruz, con la última reforma publicada en la Gaceta Oficial, el 3 de octubre de 2018.

Esta ley estatal señala que el objetivo de la planeación metropolitana es que los integrantes de cada una de las zonas metropolitanas se coordinen con la finalidad de elaborar y someter al pleno de su comisión o consejo correspondiente los planes y programas de cuando menos: el plan de ordenamiento territorial metropolitano, programa sectorial de desarrollo metropolitano municipal, el mapa del riesgo metropolitano, los demás instrumentos de planeación y programación derivados de las áreas sujetas a coordinación metropolitana, en los términos del convenio respectivo, los cuales no se han diseñado.

LAS NUEVAS REGLAS

Los lineamientos de operación del Fondo Metropolitano para el ejercicio fiscal 2019, emitidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en febrero de este año, establece que se tomará en cuenta “la movilidad no motorizada considerada en estudios, planes, evaluaciones, programas, proyectos, acciones, obras de infraestructura y su equipamiento, en cualquiera de sus componentes, ya sean nuevos o en proceso”.

De esta manera, 3 mil 300 millones de pesos del Fondo Metropolitano se destinarán a proyectos de infraestructura pública y equipamiento en materia de servicios básicos, infraestructura vial, movilidad urbana, espacios públicos, así como la elaboración de evaluaciones costo y beneficio o estudios de preinversión.

Los lineamientos también establecen que las reglas publicadas el 31 de enero de2018 mantendrán su vigencia únicamente en lo relativo al trámite de las solicitudes ingresadas durante el ejercicio fiscal de 2018, “hasta en tanto no se modifiquen las reglas de operación del Fideicomiso del Fondo Metropolitano”.

Por otra parte, en las nuevas reglas contempladas dentro del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2020, para acceder a los recursos del Fondo Metropolitano, los proyectos y programas de infraestructura que se presenten deberán demostrar ser viables y sustentables, además deberán guardar congruencia con los programas en materia de infraestructura, desarrollo regional y urbano correspondientes.

De acuerdo con el investigador de la Universidad Veracruzana, Rafael Vela Martínez, “si no se hacen los planes de desarrollo urbano de inmediato, probablemente tampoco se podrá acceder a los recursos federales este año”.

Es decir, dentro de las nuevas reglas de operación se condiciona que los municipios que integran las zonas metropolitanas, que quieran acceder al Fondo, deben contar con planes de desarrollo urbano, lo cual depende de la Sedesol.

LA PLANEACIÓN METROPOLITANA

Aunque el estado de Veracruz es la entidad que concentra el mayor número de municipios integrados a las Zonas Metropolitanas, con una población de 3 millones 981 mil 801 habitantes, a los gobiernos estatales anteriores no les interesaba reglamentar las zonas metropolitanas.

Según Rafael Vela Martínez, a los gobernadores veracruzanos no les interesaba crear las comisiones metropolitanas en cada región “porque esto les reducía poder”, esta falta de política enfocada a las zonas metropolitanas se registró con el exgobernador Fidel Herrera Beltrán, posteriormente con Javier Duarte de Ochoa.

En el caso del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, ocurrió que se bajaron recursos del Fondo Metropolitano sin tenerlos que comprobar.

En 2016 estos recursos se etiquetaron pero “no se bajaron”. Actualmente esos recursos no aparecen.

Según los datos del Centro de Estudios de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, en 2017 a Veracruz le habían aprobado 48 millones de pesos: 18.7 mdp para la zona metropolitana de Veracruz, 7.5 para la zona metropolitana Xalapa, 14.9 para la región Coatzacoalcos y 7 mdp para la zona de Acayucan.

Mientras que para el ejercicio fiscal 2018 no hubo registro de recursos del Fondo Metropolitano para la entidad veracruzana.

De 2006 a 2009 Veracruz registró dos proyectos con un total de 40 millones de pesos, que representó el 0.26% del 100% de un monto total federal de 15 mil 390 millones 644 mil 364.94 pesos.

En resumen, lo que toca hacer en la nueva administración estatal si se desea obtener esos recursos federales para las grandes obras metropolitanas, es crear los planes de desarrollo urbano, actualizar los 52 planos de las ciudades más grandes, sin esto no es posible que este 2019 ni el próximo año, la entidad veracruzana pueda acceder a los recursos que, por cierto, enfrentan una gran competencia por parte de otras entidades, pues son fondos concursables.

Entre algunos de los estados que están en la lista para concursar por los recursos federales en este ejercicio fiscal se encuentran Campeche, Chiapas, Coahuila, el Estado de México, Puebla y Tlaxcala, con proyectos que van desde servicios de transporte, ciclovías, proyectos para combatir la inseguridad, entre otros.

La aprobación de los programas y proyectos de infraestructura propuestos por las entidades federativas estará a cargo del Comité Técnico del Fideicomiso presidido por Hacienda Federal, y aunque aún no se liberan los recursos, éstos tienen vigencia hasta el próximo 31 de diciembre.

Finalmente, cabe mencionar que en el informe sobre “Evaluación de los Fondos Metropolitanos y Regional del Gobierno Federal Mexicano”, realizado por el CIDE (Centro de Investigación y Docencias Económicas), BID (Banco Interamericano de Desarrollo), la SHCP y Clear (Regional Centers For Learning on Evaluation and Results), en 2014, se advirtió que uno de los grandes problemas de la administración pública “es la falta de mecanismos que permitan la implementación de políticas que vayan más allá de los períodos de las administraciones gubernamentales, con lo cual el largo plazo es apenas una frase en los discursos y planes sin perspectivas de cumplimiento”.

Además, la diversidad ideológica y política, así como la intensa agenda electoral nacional, son elementos que tienden a dificultar la coordinación, la planeación y la participación efectiva de los actores sociales y los ciudadanos.

Frente a ello, el Fondo Metropolitano restringe la toma de decisiones al ámbito estatal de gobierno, dejando fuera a los actores locales que son los más importantes.