abc Radio


En riesgo, ecosistema por proyecto de chalets

Por Raymundo León

La Semarnat autorizó el proyecto Diada-La Mancha, que consiste en la construcción de 200 chalets en la bahía de la laguna La Mancha, lo que dañará esa zona considerada como sitio Ramsar y el trabajo de conservación de 20 años, alertó el grupo ambientalista Lavida.

El 11 de abril la misma Semarnat entregó a la empresa española-guanajuatense Innova Dintel Guanajuato, SA de CV, la autorización ambiental que carece de la opinión de la autoridad local, que ha luchado por años para que esta área se mantenga como sitio Ramsar.

El proyecto Diada-La Mancha consiste en la construcción de 200 casas tipo chalet de fin de semana en la bahía de la laguna La Mancha. El complejo habitacional que se pretende construir es similar a los que se construyen en Chetumal, Cancún, Isla Mujeres y otros lugares de la Riviera Maya y estaría a cargo de la empresa española-guanajuatense Innova Dintel Guanajuato, SA de CV.

Héctor Colío, integrante de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), dijo que no se permitirá que en la bahía de la laguna La Mancha se cometa un atentado de esa naturaleza y que se trabaja ya con grupos ambientalistas y académicos de la Universidad Veracruzana, de la UNAM, la Conabio, el Inecol y otras instituciones, así como con habitantes de Actopan y Alto Lucero, para revertir ese proyecto porque el Gobierno del Estado aún no ha dado su visto bueno y mientras ello no suceda se puede revertir esa urbanización.

“El proyecto de construcción de 200 casas tipo chalet de fin de semana confronta todos los intereses de salvaguarda ambiental que se han desarrollado en el lugar desde hace muchos años. Con capital extranjero se pretende una urbanización que echaría por la borda todo lo que se ha hecho, ya que en 167.05 hectáreas se construiría, además de las 200 casas tipo chalet, un campo de golf de 82 hectáreas, que demandará 84 mil metros cúbicos anuales de agua, lo que quiere decir que diariamente se necesitarán aproximadamente mil metros cúbicos de agua para la jardinería de esa área de golf”, aseveró.

“No se puede dar crédito a un proyecto de esta naturaleza, pues mientras un grupo de ambientalistas y académicos han luchado por 20 años o más para que se mantenga ese corredor de aves migratorias en buen estado, por otro lado la Semarnat autoriza un proyecto que destruirá todo lo que se ha hecho. Es necesario levantar la voz para conservar lo que se considera un área protegida para que no se destruya ese corredor que abarca desde Palma Sola hasta Cardel”, dijo.

Lee la nota completa en El Diario de Xalapa

/cpg