abc Radio


¡Enojo y fatiga! Padres de niños con cáncer exigen solución ante desabasto de medicamentos

  • Tania Aviles
  • Viernes 31 de enero de 2020
  • en República

Un niño con cáncer escucha el ir y venir de palabras entre los delegados de gobernación y padres de familia que buscan una solución ante el desabasto de medicamentos que hay en el Hospital del Niño Poblano. El menor está fatigado y prefiere recargar su cuerpo sobre la mesa del salón donde fueron recibidos, así, ignora las palabras de los funcionarios, lo único que desea saber es cuándo recibirá sus medicamentos, pero entre tantas frases, la respuesta anhelada no llega.

Atrás de él está su madre. Con los brazos cruzados escucha atenta las palabras de los representantes del ejecutivo, pero su rostro, denota molestia e incredulidad cuando escucha que están “trabajando en ello”, refiriéndose al abasto de medicamentos. Calla, pero los observa con desdén.

“Como ustedes no están pasando por la misma situación que nosotros a lo mejor no lo entienden ni con palitos ni con manzanas… nosotros no queremos palabras de consuelo, queremos resultados”, insiste la mujer ante la ausencia de una fecha concreta para la llegada de vincristina, citarabina y ciclofosfamida, fármacos que requieren los niños con cáncer.

EXIGEN SOLUCIÓN ANTE DESABASTO DE FÁRMACOS

Fue este jueves que padres de familia se reunieron -por segunda ocasión en este mes- afuera del Hospital del Niño Poblano para alzar la voz ante la falta de medicamentos para las quimioterapias.

Mientras los padres de familia llegaban al punto de reunión, el señor Pascual Carpio Zayas compartió su testimonio en el que evidenció la preocupación de saber que su hijo no ha recibido desde noviembre el tratamiento que requiere.

Foto: Erik Guzmán | El Sol de Puebla

Mi hijo tiene leucemia linfoblástica aguda de alto riesgo. La vez anterior nos dijeron que iban a llegar (los medicamentos) el lunes, pero no llegó lo suficiente; mi niño sigue sin ese tratamientocompartió con un gesto de intranquilidad.

Entre el grupo había al menos tres menores que, refieren sus padres, no han recibido sus quimioterapias.

Con cubrebocas, gorros y chamarras, se cubrían del aire y el sol que envolvió a la entidad alrededor de las 9 de la mañana.

 

 

 

Después de una hora de esperar a más padres, decidieron dirigirse a las oficinas centrales de la Secretaría de Salud para ser atendidos por el secretario. En cuanto llegaron al portalillo, personal de la dependencia los recibió.

A pesar de que todo parecía estar en calma llegó un punto en que el diálogo subió de tono.

Durante la charla, representantes de la dependencia insistieron en decirle a los padres que los niños, no se han quedado sin sus quimioterapias, hecho que provocó la molestia de estos.