abc Radio

Entre el corazón y la razón, así vive Antonio Iriarte la posible mudanza de Lobos

  • Tania Aviles
  • Lunes 10 de junio de 2019
  • en República

Entre el corazón y la razón, así vive Guillermo Antonio Iriarte desde el momento cuando conoció la noticia sobre la posible partida de Lobos del cubil.

El exfutbolista y miembro de cada uno de los equipos conquistadores de los ascensos de La Manada, tanto de Segunda a Primera A y de dicha categoría al máximo circuito, lamentó la situación de los licántropos, pero también la entendió tras las pobres entradas en el Universitario en los últimos dos años.

“Tengo sentimientos encontrados, pues ascendí con Lobos de Segunda División a Liga de Ascenso y de ahí a Primera; además estudié en la universidad. ¿Qué te puedo decir…?, es una tristeza, pero al final de cuentas esto… también es un negocio”, indicó en exclusiva a El Sol de Puebla.

Iriarte, también con pasado en los Bravos de Juárez, consideró acertada la mudanza a la frontera, pues en el norte del país, el equipo se hallaría ante una afición habida de futbol de la máxima categoría.

“También veo el otro lado de la moneda y creo Juárez merece un equipo de Primera. La directiva cuenta con el suficiente capital para tener un buen equipo y estoy seguro que el partido que sea, ya sea contra Veracruz o Querétaro, el estadio se llenará”, comentó.

De la mudanza a Juárez, en caso de concretarse, lamentó el poco valor de la dirigencia saliente de La Manada al esfuerzo de conseguir una hazaña como la del ascenso en el Clausura 2017, imponiéndose a escuadras armadas para jugar en el máximo circuito como Dorados de Sinaloa o los propios Bravos. Al “Gran Pez” se le batió en la serie de promoción y a los bélicos en la final de aquel torneo.

“Te queda esa tristeza, porque se realizó un gran esfuerzo para ascender y mira. Pero también me pongo del lado del empresario, de los dueños, y un negocio es un negocio”, valoró.

La situación más lamentable para él es el trato a los futbolistas, pues los ocho pertenecientes a Lobos se quedarían sin trabajo, en ascuas por saber o conocer qué pasará con el futbol en la BUAP y con poco tiempo para contratarse con otro representativo dentro del Ascenso o Liga MX.

En la división de plata, los equipos ya van para la tercera semana de pretemporada y en el máximo circuito todos los conjuntos ultiman detalles en sus nóminas rumbo al Apertura 2019.

“Los futbolistas somos simples obreros, trabajadores, pues hoy el ejemplo más claro es el futuro incierto de estos compañeros, todos flotando gracias a una decisión de los jefes. Así es esto, los dueños del balón mandan”, aseveró.

A CONSIDERAR…

Antonio Iriarte presumió como último club en su trayectoria futbolística a los Bravos de Juárez. Los fronterizos le dieron la oportunidad de seguir jugando luego de no entrar en los planes de La Manada después de lograr la categoría con ésta en el 2017.