abc Radio

Era morboso y le gustaba ver pornografía: vecinos sobre asesino de Gisselle

La madre de la menor indicó que el asesino de su hija era dueño de un cibercafé y tenía cámaras en lugar y se negó a que las revisaran

Fernando Solís | El Sol de Toluca

Chimalhuacán.- Miriam Cruz, madre de Giselle, horas antes de asistir a la primera audiencia de Roberto “N”, relató que el día que su hija desapareció, acudió al ciber café propiedad del presunto feminicida y le preguntó si la menor había acudido al lugar.

“Espero que este maldito pague en vida, lo va a pagar y sólo Dios sabe cómo y conforme a la justicia”, exclamó la madre de Giselle.

La madre de Giselle, la menor que contaba con 11 años de edad cuando fue privada de su libertad el sábado 19 de enero y encontrada sin vida el 25 del mismo mes en un paraje de Ixtapaluca, mencionó que su hija regularmente acudía a otro establecimiento donde rentaban computadoras.

El cibercafé, sin razón social, donde fue vista por última vez la menor, se ubica dentro de una cerrada, localizada sobre la Avenida Central que interconecta con la Calle Arboleda, donde hay que pasar a través de un portón de acero para acceder al complejo de viviendas.

Sobre el pasillo, se encuentran instaladas al menos tres cámaras de video vigilancia que aseguraron los vecinos, el propietario Roberto “N” colocó por “seguridad”. La vivienda donde se encuentran aproximadamente cinco computadoras, sin razón social, se encuentra a aproximadamente 650 metros del hogar de Giselle, hasta donde llegó Miriam para indagar sobre el paradero de su hija.

“Le pregunté si vio a mi hija”
“El mismo día que se perdió mi hija fui a preguntar, pero el hombre negó haber visto a mi hija, dijo que él se había ido al centro y que había abierto el cibercafé hasta la una y media de la tarde”, relató, Miriam.

Dijo que fue a preguntar a ese lugar, ya que una de sus hijas le había comentado que días antes ya habían acudido a ese cibercafé y que tal vez el propietario, les permitiría observar las cámaras de video vigilancia instaladas en el lugar.

“Le preguntamos si servían sus cámaras y nos dijo que no, aseguró que no la había visto. Que él abría a partir de la una y media de la tarde y pues al no ver resultados, nos salimos y dejamos el lugar”.

Aseguró desconocer aún cómo sucedieron las cosas y espera enterarse durante la primera audiencia que se llevará a cabo minutos antes del mediodía del miércoles en los juzgados del Poder Judicial de la Federación, anexos al penal de Ciudad Nezahualcóyotl.

“Era morboso y le gustaba ver pornografía”

Vecinas del lugar, aseguraron que el hombre tiene una hija de 15 años, y lo describieron como una persona “morbosa” que veía con insistencia a las mujeres y le gustaba mirar pornografía, sin importar que tuviera gente dentro de su local.

A través de un comunicado, la Fiscalía General de Justicia de Estado de México (FGJEM), informó que Roberto “N” fue ingresado al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Nezahualcóyotl, quien es investigado por su probable participación en la muerte de una menor de 11 años reportada como no localizada en el municipio de Chimalhuacán.

La investigación iniciada por esta Institución, en la que participaron además elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), arrojó datos sobre la posible participación de este sujeto en el delito referido, por lo que la FGJEM, solicitó a la Autoridad Judicial la orden de aprehensión, misma que fue otorgada y cumplimentada.