abc Radio


Estiaje daña 72 hectáreas de áreas naturales en Chiapas

  • En la temporada el fuego ha consumido casi 12

César Solís, Diario del Sur

TAPACHULA, Chis. (OEM-Informex).- La caza furtiva y la actividad agrícola arrojan las primeras 72 hectáreas de tulares y de zonas boscosas arrasadas por el fuego, especialmente en la zona de la reserva natural denominada “La Encrucijada” y en la región serrana del municipio costero de Villa Comaltitlán.

El coordinador contra incendios en el Soconusco, de la Comisión Nacional Forestal, Andrés Cabrera Trinidad, expuso que en el caso de la Encrucijada son 60 hectáreas de tulares que han sido afectados, por la caza furtiva, sin embargo, con la llegada de las lluvias esa zona vuelve a renovar su ecosistema.

Dijo que en lo que se refiere a incendios forestales, los dos siniestros registrados en lo que va de la temporada de estiaje han consumido un estimado de 12 hectáreas de ecosistema importante de  árboles maderables, principalmente en la zona sierra de Villa Comaltitlán, donde la quema agrícola es el principal factor que se sale del control de los campesinos.

Señaló que a diferencia del año pasado, el número de siniestros y de hectáreas arrasadas ha disminuido, en el 2016 a la fecha sumaban 15 incendios, disminución que se ha logrado gracias a las capacitaciones preventivas que las dependencias han impartido en las comunidades de la región.

Enfatizó que la mayoría de los incendios que se han registrado son provocados por la cacería furtiva, ya que muchas personas utilizan el fuego para atrapar animales como armadillo, iguana, casquitos, entre otras especies y dejan brazas encendidas, que con los vientos se avivan y provocan mayores afectaciones al ecosistema.

„En años anteriores a la fecha ya se habían registrado más incendios, esta baja se debe a los talleres preventivos que hemos impartido en comunidades y ejidos, ya que las personas han hecho conciencia y evitan en gran medida las quemas agropecuarias“, concluyó.