abc Radio


Exfuncionaros de Zacatecas deben aclarar uso de recursos

Juan Castro

ZACATECAS, Zac. (OEM-Informex).- La secretaria de la Función
Pública, Paula Rey Ortiz Medina, señaló que hay carpetas de
responsabilidades resarcitorias por parte de las instancias
federales que involucran a entre 15 y 20 exfuncionarios de la
administración de Miguel Alonso Reyes.

Se buscarán solventar las observaciones, pero eso no significa
que no siga el procedimiento de responsabilidad su curso normal,
“habrá responsables, pero ahorita no se pueden señalar porque
están en el proceso de investigación, pero ya se están radicando
varios de esos procedimientos”.

Externó que se trata de entre 15 y 20 ex funcionarios de
diferentes niveles los que deberán solventar las observaciones de
responsabilidades.

Lo que se está haciendo, y esa fue la instrucción del
Gobernador Alejandro Tello Cristerna, es revisar lo que se tenía
observado, las irregularidades que se están señalando por parte
de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y la Secretaría
de la Función Pública (SFP) federal.

De ahí derivó el señalamiento de una observación acumulada
por ambas instancias de alrededor de 6 mil millones de pesos.

De esas observaciones derivan muchos procedimientos de
responsabilidad que ya se están iniciando, pero esa es una
vertiente solamente, porque por un lado son los procedimientos de
responsabilidad y por otro lado se debe de buscar que se
solvente.

Se debe de buscar que las empresas que fueron auditadas
solventen porque en varias de esas observaciones se está pidiendo
reintegro de recursos y obviamente, el estado no está en
condiciones favorables económicamente como para estar reintegrando
recursos.

Por otro lado, la secretaria de la Función Pública, Paula Rey
Ortiz Medina, indicó que no se encontraron elementos para señalar
que Juan, el hermano del ex gobernador Miguel Alonso Reyes, haya
tenido injerencia en la licitación de una obra, y estableció que
la investigación está concluida.

Expresó que se hablaba de una licitación en concreto, aunque
se hablaba de muchas cosas más, pero había afirmaciones que no
tenían sustento y sobre las cuales nunca se presentó una
denuncia.

Sin embargo, en las licitaciones a que se hizo referencia en ese
momento, se cotejó y con el nombre de una empresa que se
señalaba, se dieron a la tarea de revisar la compra que en ese
instante se había realizado, de los productos que ahí se
señalaban.

Se verificó si la empresa a la que se hacía referencia tenía
algún contrato con el Gobierno del Estado, y se encontró que no
había ningún contrato con esa empresa en particular y que la
licitación que se mencionaba era en segunda convocatoria, ya que
la primera se declaró desierta, que la segunda se declaró
desierta, y que posteriormente se había hecho una
adjudicación.

Fue solamente una compra que fue la que se vinculó con ese
tema, y eso fue lo que se encontró en la revisión.