abc Radio


Exigen ivestigar a Juez por negligencia

Los abogados de la niña de 13 años de edad, Adriana Martínez Campuzano, víctima de feminicidio, exigieron al subprocurador de justicia de Ciudad Valles, San Luis Potosí, Pablo Alvarado Silva, iniciar una investigación en contra de los funcionarios del Poder Judicial local quienes extraviaron las evidencias para poder procesar al feminicida de la niña, el exmilitar Filiberto Hernández Martínez.

Adriana Martínez es una de las 4 niñas y una adulta asesinadas por Filiberto Hernández entre 2010 y 2014 en la municipio de Tamuín, quien se encuentra aún después de tres años de haber sido detenido sin sentencia en una prisión de máxima seguridad en la entidad de Durango.

El coadyuvante del caso e integrante del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y Justicia Social AC (Gadh), David Peña Rodríguez, informó a Cimacnoticias que el pasado 24 de agosto sostuvieron una junta con el subprocurador de Ciudad Valles donde también se les informó que la Procuraduría General de Justicia local no sabe dónde están el total de 32 pruebas (de los 5 casos) que tenía bajo su resguardo.

El abogado y especialista en feminicidio, explicó en entrevista que esto podría ser un retroceso grave para poder vincular a proceso al feminicida por los casos que están en investigación, el de Adriana Campuzano y el de la niña de 15 años de edad Rosa María Sánchez -del que en febrero de este año se logró corroborar su identidad a partir de 7 huesos- pues si no existen pruebas no se podrá inculparlo, con lo que quedaría absuelto de estos asesinatos.

En tanto, los casos por los que también es juzgado, de Itzel Romaní Castillo de 11 años de edad, Dulce Ximena Reyes de 9 años y Eliehoenai Chávez Rivera de 32 años de edad se mantienen en espera de sentencia.