abc Radio


Exigen seguro catastrófico por cultivos siniestrados

BACALAR, Q. Roo. (OEM-Informex).- Un bloqueo por varias horas,
de la carretera Chetumal-Cancún a la altura del poblado Reforma,
realizaron campesinos de 58 ejidos ante la falta de respuesta de
las autoridades para el pago del seguro catastrófico por cultivos
siniestrados, lo que causó un congestionamiento vial con hileras
de autos de hasta cinco kilómetros.

Los campesinos del municipio de Bacalar anticiparon el cierre
del tramo carretero, ante los comentarios del secretario de
Desarrollo Agrario y Rural, Pedro Pérez Díaz, en el sentido de
que “le hagan como quieran”, ya que no había dinero para
cubrir el pago del seguro catastrófico.

Desde las siete de la mañana de ayer, largas filas de
vehículos se formaron en la carretera federal ante el bloqueo de
los ejidatarios.

El dirigente de la CNC en Bacalar, Manríquez Rodríguez
Ventura, explicó que desde el miércoles comenzaron las reuniones
con las autoridades de Gobierno para gestionar el pago del seguro
catastrófico por la afectación de sus tierras el año pasado.
Señaló que la justificación de las autoridades fue simplemente
que no tenían dinero.

Incluso, señaló que el titular de la Sedaru, Pedro Pérez
Díaz, les dijo que hagan lo que quieran porque no les iban a
pagar. Agregó que también estuvo el subsecretario Héctor Peña,
quien les dijo que estaban en todo su derecho de manifestarse,
siempre y cuando fuera por las vías legales.

Anticiparon desde el pasado miércoles el inicio de medidas de
presión como el bloqueo de la carretera federal ante la falta de
respuesta. Dijo que la exigencia es que les paguen dos mil 500
pesos por hectárea.

Aseguró que por errores de la Sedaru no se presentaron los
reportes de daños en la superficie agrícola a la aseguradora, lo
cual dijo, ya no cae en la responsabilidad de los campesinos sino
de la autoridad estatal.

Por su parte, el Gobierno del Estado aseguró que no entregará
dinero a los campesinos de Bacalar, ya que no presentaron los
reportes de siniestralidad en los plazos establecidos.

El subsecretario de Gobierno, Joel Espinosa Moreno, junto con el
subsecretario de Desarrollo Agropecuario de la Sedaru son los dos
funcionarios del Gobierno de Carlos Joaquín González, que
salieron a dialogar con los campesinos que mantuvieron bloqueada la
carretera federal Chetumal-Cancún a la altura de la comunidad de
Reforma.

El funcionario estatal afirmó de manera tajante que los
campesinos no tienen razón en la exigencia de que sean
considerados dentro del pago del seguro catastrófico, ya que la
solicitud no se hizo en tiempo y forma, pasando por el municipio
“y hoy la solicitud es tardía: el Gobierno del Estado no puede
obligar a la aseguradora que pague un recurso”.

Espinosa Moreno reconoció que en el caso de la inconformidad de
los campesinos de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto,
existió evidencia de que se realizaron los trámites por lo que la
aseguradora reconsideró y pagó.

El subsecretario de Gobierno recordó que durante la reunión
sostenida ayer se les ofreció apoyarlos con proyectos productivos,
semillas e incluso había una propuesta de con maquinaria para el
proceso de mecanizado, pero después rechazaron la petición.

Dijo que en estos momentos están trabajando con dependencias
federales como Conafor, SCT, Sagarpa “con toda la oferta
institucional para ofrecer apoyo en lugar de dinero en
efectivo”.